Nacionales

Importados

F1 Web

Test del Ayer

Búsqueda personalizada

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Renault Fuego GTA Max - 1991

Para manejarla con el pié derecho

Revista Road Test Nro 4. Febrero de 1991
(Agradecimiento a Luis Comin)

 

Renault Fuego GTA Max

 

Al incremento de potencia se suman otras modificaciones de vital importancia que han redundado en un comportamiento más franco, seguro y deportivo que en anteriores versiones. Un auto creado para una franja del mercado, donde la Fuego demostró su liderazgo. 3.000 kilómetros sirvieron para analizar el último producto de Renault

La cupé Renault Fuego, dejando de lado sus éxitos deportivos que reforzaron su imagen de vehículo de alta performance, posee una larga lista de admiradores y adeptos.
Pero también es cierto que la gran mayoría de quienes se relamen con una cupé Fuego, son aquellos que no tienen acceso a ella por razones económicas y, en menor proporción por practicidad debido a la composición de su grupo familiar.
Durante nuestro contacto con la nueva GTA Max observamos las reacciones de la gente y llegamos a la conclusión que el "gancho" de la Fuego es un fenómeno digno de un estudio más profundo, ya que produce reacciones que su rival -la cupé Sierra XR-4- no logra.
Durante 1990 fueron comercializadas unas 700 unidades de Renault Fuego, algo menos del 1 por ciento del mercado pero posicionándose como la cupé deportiva más vendida. Una cifra que puede no sorprender pero, debido al segmento al que va dirigida y a su precio, no es despreciable.

Renault Fuego GTA Max
Especialista en asfalto. Sobre el asfalto veloz, en faldeo con curvas y contracurvas de tercera y cuarta, es donde la GTA se siente a sus anchas

De la GTA a la "Max"

Personalmente, mi último contacto con la Fuego fue poco después de la aparición de la 2.2. De allí salté a esta "Max" sin hacer escala previa en la GTA. Es decir que todas las modificaciones aerodinámicas y técnicas introducidas en la antecesora no tuve oportunidad de evaluarlas, excepción hecha de un brevísimo periplo urbano.
Sostuvimos -en eso casi todos estuvimos de acuerdo, algo difícil de lograr entre los componentes de nuestro staff- que la GTA estaba más lograda que la anterior Fuego y que con muy poca inversión se había actualizado notablemente la línea del auto. De sus redondeces originales -dibujo realizado allá por 1978- pasó a un diseño ampuloso que la hace aparecer como más larga, baja y perfilada.
Con ese trabajo se mejoró el poco eficaz coeficiente aerodinámico con el que nació y consiguió que muchos de los que no éramos atraídos por la predecesora, mirásemos a la GTA con otros ojos y mayor agrado. De esa forma mantiene vivo el "fuego" entre sus admiradores, ofreciendo un "look" ante el automovilista mucho más agresivo y deportivo que el de la XR-4, seguramente debido a su absoluta diferenciación con el R-18 (del que usa plataforma), en tanto la cupé de Ford muestra estrechas semejanzas con la berlina de cuatro puertas.
¿Qué trae de nuevo la "Max"?. A simple vista se observa un deflector aerodinámico trasero (de terminación mejorable) al que se integra una luz de "stop" central, doble salida de escape y nuevos colores de pintura de tipo iridizada, que en el caso del blanco aparece como perlado y con cambios de tono de acuerdo a la luminosidad. Por adentro, volante de nuevo estilo con tres brazos de excelente "grip". La potencia del motor llega ahora a los 123 CV DIN -un 6% más que el 2.2 normal- lo que se logró sobre la base de un nuevo diseño de leva que según nuestras apreciaciones, mejora el consumo en alta sin condicionar el funcionamiento a bajo régimen. Respecto al equipamiento, cuenta con alarma antirrobo de serie. Toda una novedad.

Renault Fuego GTA Max

Frente al volante

Tengo fama de quejoso por la altura de los asientos en la mayoría de los autos de industria nacional. En algunos casos nos han dado la razón y hasta han bajado los cojines; en otros, miran con cara de "muchas gracias por la información". Respecto a aquella Fuego que supe tener un mes en mis manos (marzo de 1988), este asiento con respaldo tipo pétalo está a una altura más adecuada. O lo bajaron o el espesor de la gomaespuma es menor. El acompañante, en cambio, si no inclina el respaldo más allá de lo normal, rozará la cabeza con la agarradera interna del lado derecho.
La posición de manejo es correcta, hay buen espacio para que descanse la pierna izquierda en viajes largos, el comando de caja está a mano, el volante es de buen tamaño considerando el sistema servoasistido, los instrumentos -aunque de diseño poco claro- son visibles y casi todo está al alcance de la mano.
La visibilidad es buena hacia adelante y los costados -es decir, a 180 grados-, de ahí en más se complica y la que dispone hacia atrás es bastante limitada, especialmente en altura.

Confort interior

Es ilusorio pensar que cuatro personas viajan cómodamente en una Fuego. Circunstancialmente pueden ocupar los puestos posteriores dos adultos, pero son los niños los indicados para ocuparlos.
Durante nuestro contacto de unos 3.000 kilómetros con la GTA Max, circulamos a altas velocidades (gracias a que por la Ruta 8 no viaja nadie) y en horas de mediodía, con temperaturas superiores a los 33 grados, el aire acondicionado se manifestó eficiente. En cambio, en nuestra unidad notamos una tendencia a elevar la temperatura del motor en recorridos urbanos, pero siempre sin llegar a la zona de peligro.
El equipamiento es completo. Bloqueo interno, apertura infrarroja, alarma de serie, espejos eléctricos, elevacristales, comando de radio satelital, etc. En realidad no le falta nada dentro de los equipamientos que provee la industria nacional.

Renault Fuego GTA Max
Circulando por caminos de ripio en las sierras cordobesas, donde se desempeña correctamente

Alta performance, consumo mejorado

Siempre tomando como ejemplo a la Fuego GTX 2.2, la "Max" anda más, acelera con mayor brío y consume menos a alto régimen. Esto habla de mejoras a nivel de llenado y eficiencia de la combustión.
En tramos como La Carlota - Río Cuarto o Venado Tuerto - Pergamino, en horas en que los pocos automovilistas paran a almorzar, se establecieron promedios superiores a 175 km/h sin pasar de los 185 km/h como velocidad de crucero, algo así como 5.200 rpm indicadas. Allí se manifestó un consumo (con aire acondicionado conectado) del orden de los 15.8 litros cada 100 km, que es un 15% menos que el comprobado en Marzo de 1988. Sin duda, en este aspecto, también influyen las modificaciones aerodinámicas que mejoraron su coeficiente.
Así como se la nota con más nervio cuando se pisa el acelerador, es igualmente elástica a bajo régimen, viajando por ejemplo a 70 km/h en 5ta marcha, lo que simplifica el uso en ciudad de un auto con netas tendencias hacia lo deportivo.
El tanque de 57 litros se muestra ahora más adecuado que en la anterior Fuego, ya que al decrecer el consumo, aumenta la autonomía lo que permite superar los 400 kilómetros viajando a un promedio de 160 km/h.

Un rutero nato

La suspensión modificada, con resortes y amortiguadores de mayor rigidez y recorrido, y los neumáticos de perfil bajo -que muestran menor derivaciones en curvas de media y baja velocidad- han hecho de la GTA Max un auto con inclinaciones a subvirar, pero no en exceso y sin comprometer la maniobra del conductor. Es allí donde se nota la diferencia con versiones anteriores.
También ha mejorado, de manera evidente, la tenida direccional en curvas veloces. Ahora va bien plantada y no es tan sensible a las irregularidades o huellones del asfalto. Lo mismo sucede en curvas rápidas, donde ya no se manifiesta la carga excesiva sobre la rueda delantera que apoya, como si hubiese menor transferencia de pesos, reaccionando con franqueza ante el primer llamado del volante. Aspectos que no eran los más brillantes de la Fuego hasta la aparición de este modelo.

Renault Fuego GTA Max
Toma de la GTA Max en la curva 1 del autódromo de Río Cuarto

Por estas causas, viajar a 180 - 190 km/h en rutas de escasa densidad de tránsito, es un trabajo simple, sin complicaciones y dentro de parámetros de seguridad absolutos. Los frenos (4 discos) colaboran en la tarea, pues de nada sirve un auto que orille los 200 km/h si no es posible pararlo en distancias adecuadas. Y en eso, la GTA Max también ha mejorado.
Respecto a la velocidad máxima, y por tratarse de un contacto, no utilizamos el Ono Sokki, pero sin viento en largas rectas cronometramos velocidades de 196 - 198 km/h a 5700 rpm, lo que la erige como el automóvil más veloz de la industria nacional. Eso sí, la computadora indicaba 204 km/h y el velocímetro llegaba a los 218 km/h.
Creo que en condiciones óptimas se puede llegar a los 200 km/h. Cuando realicemos la prueba correspondiente saldremos de la duda.

Transmisión y otros detalles

Todo el grupo de transmisión es similar al utilizado por la línea 18 y Fuego, por lo que el comando de caja, si bien es relativamente preciso se muestra algo lento, especialmente de 1era a 2da marcha cuando uno quiere utilizar al máximo la capacidad de aceleración del motor.
Por el lado de la terminación en general, la GTA Max presenta un entorno agradable, con tapizados de cuero en los asientos, símil pana gris en los laterales y panel de instrumentos negro, aunque algunos detalles deberían estar mejor cuidados. Los plásticos, algo característico en casi todos los Renault, se "quejan" ante irregularidades del camino.
En lo referente a la capacidad del baúl es la esperada para una cupé deportiva. El inmenso portón trasero deja una amplia boca de carga, aunque elevada con respecto del piso, 338 dm3 es un valor coherente.

En pocas palabras ...

... la Fuego GTA Max es una versión corregida y mejorada de la cupé original conocida por todos. Los defectos fueron neutralizados por medio de un trabajo puntual en cada uno de los rubros. Así se logró un conjunto más equilibrado que no se limitó a otorgarle más performance, ya que 7 CV no hacen la gran diferencia.

Renault Fuego GTA Max
Personalidad. También vista de atrás, la "Max" muestra su personalidad debido a las modificaciones que heredó de la GTA. Los frenos de disco en las cuatro ruedas son un elemento de importancia en el andar veloz

La GTA Max hace todo mejor y sólo aquellos que no la utilicen a nivel deportivo podrán quejarse de un andar más vibrador y menos confortable en la ciudad, que en contraposición le ha otorgado una tenida más firme y segura en ruta. Y para los que gustan de las etiquetas, quien tenga una GTA Max (al menos por ahora) está seguro que tiene el auto más rápido que se fabrica en la Argentina, superando al Renault 21.
Para concluir, la GTA Max ofrece una performance general adecuada a sus inclinaciones deportivas, un consumo mejorado con respecto a la GTX 2.2, frenos de disco en las cuatro ruedas bien dimensionados, un motor de reconocida robustez y correcto funcionamiento, equipamiento "full" y luces que permiten circular de noche sin problemas, respaldadas por dos faros adicionales rompenieblas de gran poder.
En la columna de las contras nos encontramos con una accesibilidad algo complicada y reducido espacio posterior, aunque se trate de una cupé, visibilidad hacia atrás muy escasa, selector de cambios mejorable y de recorrido largo, terminación de algunos elementos no muy cuidados y plásticos ruidosos.
La experiencia de Road Test en los 3.000 kilómetros recorridos ha sido positiva y la única irregularidad que se presentó fue una junta del caño de escape soplada a la salida del múltiple. Probablemente las altas velocidades y la temperatura exterior hayan sido las causas del problema, por lo que no se puede asegurar que sea un defecto congénito.
Queda también la agradable sensación de manejarla en el autódromo de Río Cuarto, donde se manifestó su buena tracción y la respuesta a modificar su tendencia de sub a sobrevirante, por medio del acelerador.
Un contacto interesante con un auto que se pone divertido cuando más se lo acelera.

Por Carlos Figueras
Fotos Miguel Tillous

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test




CONCLUSIONES

Positivo

  • Tenida firme y segura en ruta

  • Velocidad final
  • Consumo mejorado respecto a versiones anteriores
  • Frenos de disco en las cuatro ruedas bien dimensionados
  • Motor robusto
  • Equipamiento full
  • Luces

Negativo

  • Accesibilidad complicada a las plazas traseras

  • Reducido espacio posterior
  • Visibilidad hacia atrás muy escasa
  • Selector de cambios mejorable
  • Detalles de terminación
  • Plásticos ruidosos

VELOCIDAD MÁXIMA 198.000 KM/H

ACELERACIÓN

0 - 100 Km/h

10.8 s

0 - 1000 metros

31.0 s

CONSUMO

 
l/100 Km
a 90 Km/h
6.6
a 120 Km/h
9.3

Renault Fuego GTA Max
Vista del motor, carburador y filtro

Renault Fuego GTA Max
Identificación posterior de la "Max"

Renault Fuego GTA Max
Extraño corte en el chanfle de la doble salida de escape

Renault Fuego GTA Max
Sistema de apertura de puertas (complicado e incómodo)

Renault Fuego GTA Max
Luz de stop central sobre el becket

 

LAS MODIFICACIONES EN LA SUSPENSIÓN HAN MEJORADO NOTABLEMENTE EL COMPORTAMIENTO RUTERO DE LA FUEGO, UN CLÁSICO DEPORTIVO

Renault Fuego GTA Max
Nuevo volante. Pasó a la historia el discutible volante que la Fuego utilizó hasta hace unos meses. Ahora se muestra más actualizado, de diseño agradable y mejor "grip"

Renault Fuego GTA Max
Comando satelital de radio (sumamente práctico y exclusividad de Renault)

Renault Fuego GTA Max
Llantas de aleación liviana

Renault Fuego GTA Max
Deflector trasero integrado al portón en plástico negro

Renault Fuego GTA Max
Primer plano de trompa con faro auxiliar antiniebla

Renault Fuego GTA Max

Renault Fuego GTA Max
Momento en que el velocímetro venía marcando 220 km/h, algo así como 200 reales

Renault Fuego GTA Max
Tablero de instrumentos similar al anterior

Pablo Peón
"Se tiene y dobla mejor"

Renault Fuego GTA Max

Pablo Peón, campeón de la categoría Turismo con R-18, es además hijo del director general de Renault Argentina, In. Jesús Peón. Tras su contacto con la GTA Max de Road Test, éstas fueron sus opiniones:
"Pueden pensar que por mi posición sólo encontraré puntos positivos a la GTA Max. Yo uso una, inclusive esta misma cupé pasó por mis manos, y no tengo problemas en asegurar que es mucho mejor que las versiones anteriores... realmente es así. Se tiene y dobla más, de forma franca; aerodinámicamente está más estudiada y por eso, junto con los 7 CV que incrementaron su potencia, está en los 200 km/h".
Renault Fuego GTA Max
" Por el lado del equipamiento es completa, hasta dispone de alarma antirrobo de serie y es poco lo que se puede pedir por sobre lo que tiene. Los colores son nuevos y muy llamativos, especialmente debido al sistema que nosotros llamamos tricapa, le da un toque muy personal, sobre todo cuando el auto está recién lavado. A nivel de performance se nota que la quinta empuja más y el motor es confiable, probado desde hace muchos años".
" De las cosas que mejoraría o que no me gustan del todo puedo enumerar la insonorización del habitáculo -que se debe al diseño poco actual con respecto al R-21- y los neumáticos que son muy buenos pero en ciertas ocasiones algo chillones. Eso no significa nada en lo que respecta a la eficiencia de la cubierta, creo que simplemente es una característica".

EQUIPAMIENTO

- Aire acondicionado integral
- Llantas de aleación liviana de 14"
- Columna de dirección regulable en altura
- Asientos delanteros tipo pétalo tapizados en cuero de becerro
- Cinturones delanteros inerciales y traseros de cintura
- Luz de cortesía adelante y atrás
- Elevacristales eléctricos
- Espejos con comando eléctrico interno y desempañador
- Cierre de puertas eléctrico con telecomando infrarrojo
- Parabrisas laminado (triple) de seguridad
- Vidrios tonalizados
- Desempañador de luneta
- Limpia - lavaluneta
- Microcomputadora con varias funciones
- Radio receptor AM/FM y pasacassette con 4 parlantes con control satelital a la derecha del volante
- Faros auxiliares antiniebla
- Protector de cárter
- Alarma antirrobo alta sensibilidad
- Cobertura enrollable cubre-equipaje en el portón trasero
- Volante deportivo de tres brazos forrado en cuero
- Indicador bifunción de nivel y presión de aceite
- Deflector de aire monoplano integrado al portón
- Apertura interna de portón sobre parante
- Tapa de tanque de nafta con cerradura
- Parasol derecho con espejo de cortesía

Características técnicas

Motor

4 cilindros en línea, delantero longitudinal inclinado 15 grados. Cilindrada 2.165 cm3 (88 x 89 mm). Distribución por 1 árbol de levas a la cabeza comandado por correa dentada, 2 válvulas por cilindro. Alimentación por 1 carburador Solex 34 TEIE de dos bocas, tiro descendente. Encendido electrónico de alta energía. Orden 1-3-4-2. Potencia 123 CV (DIN) a 6.000 rpm. Par motor 18.6 kgm a 3.000 rpm. Relación de compresión 9.2:1

Transmisión

Tracción delantera. Caja manual de 5 velocidades y MA. Relaciones: 1era 4.900:1 2da 2.176:1 3era 1.409:1 4ta 1.030:1 5ta 0.861:1 MA 3.545:1 Puente de tracción 3.555:1

Dirección

A piñón y cremallera servoasistida. Relación 16.4:1

Frenos

Hidráulicos. Doble circuito con servofreno. Adelante Discos ventilados. Atrás A discos autoajustables con válvula antibloqueo sensible a la carga.

Suspensiones

Delantera: Independiente a trapecio articulado, triángulos superpuestos, resortes helicoidales, amortiguadores telescópicos y barra antirrolido.
Trasera: Eje rígido, triángulo reactor central y barra antirrolido. Amortiguadores telescópicos y resortes helicoidales

Equipo eléctrico

Batería de 12v y 45 Amp. Alternador con regulador eléctrico

Neumáticos

Radiales con cinturón de acero. Firestone 660 en medida 185/65 x 14"

Carrocería

Cupé 2 puertas y 4 plazas. Largo 4.396 mm Ancho 1.725 mm Alto 1.331 mm. Entre ejes 2.441 mm. Trocha delantera 1.430 mm Trocha trasera 1.388 mm. Peso en orden de marcha 1.170 kg. Tanque de nafta 57 litros. Circuito refrigerante 10 litros. Capacidad del cárter 5 litros. Capacidad del baúl 338 dm3.

Precio y garantía

u$s 37.058 (al 21-1-1990). Garantía de 1 año sin límite de kilometraje

Vea también

Renault Fuego GTX

Road Test del Renault Fuego GTX
Revista Motor 16 (España) Nro 32. Junio de 1984

Renault Fuego GTX 2.2

Road Test del Renault Fuego GTX 2.2
Revista Parabrisas Nro 118 Marzo de 1988

Renault Fuego Turbo

Road Test del Renault Fuego Turbo
Revista Autocar (Inglaterra) 26 de Noviembre de 1983

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López
email gustavolopez@testdelayer.com.ar

Cantidad de visitas