Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Test del Ayer

Búsqueda personalizada

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Maserati 300 S Réplica - 1992

Por amor a las formas

Revista Road Test Nro 17. Marzo de 1992


Maserati 300 S Réplica
La 300 S Réplica en la Rotonda del Puente de la Noria, donde 36 años antes la original giraba en la disputa de los 1000 km de Buenos Aires

Néstor Salerno no solamente corrió con una Maserati 300 S si no que también fue un admirador incondicional de este auto sport de la década del '50. Hoy en su condición de constructor de autos sport se lanzó a producir aquel auto que tantas satisfacciones le diera a hombres de la talla de Stirling Moss o Piero Taruffi. Un auto lindo, práctico (motor y caja Fiat y puente Sierra) y que le dará satisfacciones a sus tan especiales propietarios

El Maserati 300 S ha sido, en unánime opinión de expertos y entusiastas, uno de los autos más lindos de la historia de las carreras de autos. En su origen recibió una carrocería diseñada por Fantuzzi y la mecánica desarrollada por el legendario Ingeniero Giulio Alfieri creando así la natural continuidad con respecto al modelo 150 S.
Este auto, sin embargo, no tuvo una gran actuación deportiva pues tomó los últimos tiempos de euforia en Maserati antes de su retiro de las carreras y su puesta, prácticamente, en Convocatoria de Acreedores a través de lo que en Italia se denomina Administración Controlada.

Maserati 300 S Réplica
Carlos Menditeguy

El auto fue lanzado con grandes expectativas y con el claro fin de enfrentar en las carreras sport a la casa Ferrari. En 1956 se puede decir que tuvo su año más efectivo al ponerse frente a frente con la Ferrari cinco litros en los 1000 Kilómetros de Buenos Aires. Los dos fuertes equipos se presentaron a la largada con lo mejor de su repertorio que incluía la presencia de Stirling Moss y Carlos Menditeguy y Jean Behra y José Froilán González en dos Maserati y Juan M. Fangio y Eugenio Castellotti y Luigi Musso y Peter Collins con dos Ferrari 5000. Y el éxito acompañó al equipo de Alfieri al imponerse Moss-Menditeguy en carrera muy reñida. En ese mismo año, Stirling Moss repite la victoria en los 1000 km de Nürburgring y en el Gran Premio de Caracas pero no puede la marca obtener el Campeonato de Sport que queda en poder de Ferrari. Taruffi, sin embargo, le arrima al tridente el Campeonato Italiano de Sport de más de dos litros. Durante 1957 la 300S es reemplazada por la 450S pero sin éxito. Tal es así que ante el retiro oficial de la casa, el escudo de la marca pasa a ser defendido por la Scudería Centro Sud que elige las 300S para correr la temporada 1958. Pero no podría obtener buenos resultados y pese a que Fangio corre en los 1000 Km de Buenos Aires su presencia en nuestro país es triste. Fangio se despista en la curva de Ascari y rompe la trompa y Jorge Magnasco, un novato argentino, se mata en el comienzo de la carrera al volcar su 300S sobre el circuito.

Maserati 300 S Réplica

De los 1.000 Kilómetros al taller de Olivos

Fue precisamente uno de los pilotos de los '60, el hoy constructor Néstor Salerno, quien junto con un grupo de entusiastas de este auto se propuso resucitar su imagen y su espíritu en una réplica que conservara la esencia de la 300S.
Rodolfo Iriarte, otro constructor artesanal de este tipo de autos, se definió a sí mismo y a su trabajo con una frase justa: "Cuando me gusta un auto y no puedo comprarlo, lo fabrico". Y eso fue precisamente lo que pensaron Horacio Cardarelli y Claudio Lisi cuando se plegaron a Néstor Salerno en el proyecto de replicar la Maserati 300S. "Se partió de un concepto de auto liviano, de mecánica simple y que respetara el diseño original. Por eso le pusimos un motor Fiat 132 y una caja también Fiat de cinco marchas".

Maserati 300 S Réplica

El Maserati es, para Claudio Lisi no solo un ejercicio constructivo de Néstor Salerno si no que va más allá pues lo utilizó para correr las Mil Millas y el Rally Alfa y, además, se da el gusto de usarlo por la calle como auto "civil".
Mientras Lisi disfruta de su auto, Cardarelli espera el segundo ejemplar que demorara mucho menos que los dos años que llevó el primero. Un tercer ejemplar está en proceso y saldrá del taller de Olivos equipado con motor y caja Maserati lo cual le dará a su propietario una réplica casi "original". Pero en lo que todos coinciden, sin ahorrar calificativos, es en la calidad de construcción y en el conocimiento que Néstor Salerno vuelca en su producción: "Creemos que la Maserati de Néstor será un clásico a nivel internacional", vislumbran los felices propietarios de la "remaque" de uno de los autos que despertó la admiración de miles de fanáticos en los finales de la década del sesenta .

Informe Juan Pablo Vignali
Fotos Miguel A. Tillous (Archivo RT y Archivo Auto Histórico Press)

Maserati 300 S Réplica
Piña de Fangio en Ascari

Maserati 300 S Réplica
La excelente réplica de Salerno en detalle y en color rojo italiano. Excelente trabajo del ex-piloto

La Maserati 200 Si (original) de Néstor Salerno en Autoclásica 2013

Maserati 200 Si

Maserati 200 Si

Maserati 200 Si

Deja tu comentario sobre este Road Test




Cotizá ahora el seguro para tu auto

Maserati 300 S Réplica

Maserati 300 S Réplica

Historia argentina en la Maserati: "Cachorro" Bonomi y Rolo Alzaga antes de largar los 1000 Km con la 300 S

Maserati 300 S Réplica

Cambio de pilotos en boxes

Maserati 300 S Réplica

Maserati 300 S Réplica

Lea también

Biscayne Cobra Roadster

Biscayne Cobra Roadster
Revista Parabrisas Nro 276. Octubre de 2001

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.

Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar

Cantidad de visitas