Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Test del Ayer

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Renault 12 TL GNC - 1990

Nafta vs Gas. Lo que usted quería saber

Revista Parabrisas Nro 140. Enero de 1990

 

Renault 12 TL GNC

 

Durante 48 horas recorrimos más de mil kilómetros en la ciudad para establecer diferencias, performances y todos los datos relacionados con la comparación entre el sistema de alimentación a nafta y a gas. Para la prueba utilizamos un Renault-12 TL-GNC, el primer automóvil con equipo de gas de fábrica. Al cierre de esta edición no se tenía el precio de este modelo, pero pudimos establecer que instalar un equipo en cualquier auto cuesta alrededor de 800 dólares. Un completo informe que le despejará todas las dudas que pudiera tener

El GNC (Gas Natural Comprimido) día a día va ganando más adeptos, y por ende va convirtiéndose en un negocio cada vez más rentable. Es así que comenzaron a proliferar las estaciones de servicio de GNC (otrora tan escasas con las consecuentes molestias), los negocios de instalación y venta de equipos, etc. Inclusive, se estudia un proyecto que determina la obligatoriedad de este sistema en taxis y ómnibus.
Por eso llamaba la atención que ninguna de las terminales ofreciera el equipo de gas natural comprimido como opción de serie. Renault Argentina fue pionera en este aspecto y recientemente presentó el Renault-12 TL GNC que, tal como su nombre lo indica, presenta de fábrica y con la correspondiente garantía la opción a gas.
Todos los que no conocíamos a fondo este sistema de alimentación teníamos -quién más quién menos-, algunas dudas. Por eso, nada mejor que probar durante más de un mes este Renault y extraer las conclusiones pertinentes.

También te puede interesar

- Los inicios del GNC en Argentina
- Dodge 1500 M 1.8 a Alcohol

Renault 12 TL GNC
El sueco Ari Boanssen al volante del Renault 12 durante el segundo día de prueba

Renault 12 TL GNC

Al volante de un clásico

Considerando que Parabrisas nunca había hecho el road-test del Renault-12, la oportunidad era buena también para efectuar una especie de mini-evaluación, de este verdadero fenómeno del mercado, encaramado desde hace ya tiempo al tope del ranking de ventas.
Cuando uno se sienta al volante del R-12 rápidamente advierte que bajo sus reales se encuentra un auto de otra generación. Asientos bajos, cintura alta, parantes anchos, visibilidad limitada. Pero eso poco le importa al usuario del Renault-12 que fundamentalmente busca un auto que no le traiga problemas. Y ese no puede ser tema de discusión. El equipamiento es básico, si bien el TL es la versión más completa. Muchas luces testigo, radio-pasacassette (mal ubicada, muy lejos del conductor) y nada más.
El R-12 se mostró algo blando en lo referente a suspensión, lo que le da un excesivo rolido sobre todo en el manejo veloz. Los frenos no mostraron problemas y la caja la vimos muy mejorada, con respecto a modelos precedentes, menos "gomosa" y con un selector mucho más preciso.
El espacio habitable es suficiente adelante, aunque no tanto para los pasajeros de atrás, defecto atribuible a un diseño que data de fines del '60.

Renault 12 TL GNC
Rodríguez Peña y Paraguay, durante la noche cuando los turnos eran más llevaderos

Renault 12 TL GNC

Nafta vs Gas

Para tener una idea cabal de los perjuicios y/o beneficios que podía dar la utilización del Gas Natural Comprimido, debíamos efectuar una prueba donde el auto hiciera el mismo recorrido, a la misma hora y durante la misma cantidad de tiempo.
Tras elaborar la idea, decidimos establecer un circuito urbano donde andaríamos durante 24 horas con el auto alimentado a gas, y luego otro día completo, pero con nafta. De ese modo evitaríamos las probables diferencias que podían surgir del tránsito, muy disímil según la hora del día.
La largada en el caso de la primera parte de la prueba (es decir con gas) se haría desde Ugarte y Panamericana, ya que allí existe una estación de GNC. De allí tomaríamos la Panamericana (la parte veloz del circuito) hasta Donado. En Avenida del Tejar doblaríamos a la izquierda hasta llegar a Blanco Encalada, y luego Cabildo, para bajar por Dorrego hasta Cerviño, para arribar a la Avenida Del Libertador. Por allí hasta Alvear, Rodríguez Peña, Paraguay,
Reconquista y emprender el regreso por Córdoba. Esta primera parte del recorrido (de ida, como terminamos llamándolo) crispó los nervios de los sufridos choferes de la prueba sobre todo en las horas pico, cuando la zona se convierte en auténtica tierra de nadie y cada uno hace lo que le parece.
Por Córdoba circulamos hasta Jorge Newbery, Av. del Tejar, Av. Beiró, Av. San Martín, General Paz para volver por Panamericana hasta Ugarte y empezar el circuito nuevamente.
En total eran 44 kilómetros, bastante llevaderos durante la noche, decididamente insoportables durante el día, pero ideal a los efectos de nuestra prueba de consumo.

Renault 12 TL GNC
A punto de tomar Panamericana para cumplir una nueva vuelta

El infierno tan temido

El martes 12 de diciembre a las 6 de la mañana el R-12 alimentado por Gas Natural Comprimido comenzaba su largo caminar. Al principio la cosa fue fácil y esa vuelta la cumplimos en sólo 1 h 29 m. Por supuesto que estábamos concientizados para lo que vendría. La segunda vuelta demoro exactamente 30 minutos más. La ida hacia el centro fue mucho más dificultosa, algunos embotellamientos y un caudal de autos mayor debido a la hora.
Ya en la tercera pasada estableceríamos el récord absoluto, que no sería superado en el resto de la prueba. Demoramos ¡2 h 20 m!. Causante de esto fue un camión que se detuvo en pleno Rodríguez Peña a las 10.35 de la mañana para cargar basura de un restaurant. Resultado: 15 minutos parados en Rodríguez Peña y Santa Fe.
Cuando ya los bocinazos, insultos y toda clase de denuestos que llovían sobre el impertérrito camionero eran un ruido más de la ciudad, el camión decidió continuar su marcha. Eso sí, los autos estacionados tenían confeccionada su correspondiente boleta...
Por supuesto que carecería de sentido hacer un análisis vuelta por vuelta. Lo interesante acontecía cada cuatro circuitos, cuando el obediente R-12 llegaba a la estación de servicio a reabastecerse de combustible. Tras casi ocho horas de incesante andar habíamos recorrido 176 kilómetros (producto de las cuatro vueltas de 44 km) estableciendo el escalofriante promedio de 22,8 km/h. Para recorrer esos 176 kilómetros el Renault necesitó 14,3 m3 de gas lo que en buen romance significan 2.510 australes (a 175 australes por m3).
Si bien quedaron atrás las colas de dos cuadras para cargar gas, el reabastecimiento demora más que el de gasolina, por la sencilla razón que si bien el surtidor tiene dos mangueras, sólo puede cargar a un auto por vez por lo que todo el trámite difícilmente demora menos de 15 minutos.

Renault 12 TL GNC

Renault 12 TL GNC

Vuelta a salir y a dar vueltas en la ciudad con su ritmo alienante. El siguiente reabastecimiento se produjo 7h 52m después que el primero. Fuimos al mismo surtidor (nos comentaron acerca de la falta de precisión de estos surtidores) y el R-12 fue un relojito: 14,1 m3. En australes la suma ascendía a 2.467 (que supieron ser años atrás 2.500 dólares) de nuestra vapuleada moneda.
Para no entrar en aburridos detalles, dimos 13 vueltas en 23h 20m con una carga más de 14,0 m3 (2.450 australes). La suma total de lo gastado en concepto de combustible ascendía a 7.427 australes.
Para simplificar los cálculos volvimos a llenar el tanque (lo habíamos hecho la vuelta anterior) y sólo entraron 3 m3 de gas. Los 525 australes se sumaron a los 7.427 arrojando un total de 7.952.

Un Renault 12 convencional

La segunda parte se daría con valores como los de cualquiera de los muchos Renault-12 que circulan por el país.
El procedimiento fue exactamente el mismo y los tiempos (minutos más o menos), eran similares a los de la prueba con gas. Las diferencias estaban dadas por congestionamientos, barreras o circunstancias que tenían más que ver con todo lo inherente al tránsito que con las diferentes performances de los sistemas de alimentación.
Al igual que en la primera etapa Ilevada a cabo dos días antes (nos tomamos un día de descanso para calmar nuestros crispados nervios) paramos cada cuatro vueltas. En la primera parada entraron en el tanque del Renault 19,2 litros de nafta lo que hablando en términos de dinero se traducía 8.256 australes.
La suma total arrojó una cifra de 27.004 australes para recorrer 572 kilómetros que duró la prueba. Para hacer un cálculo comparativo tomaremos como base que el usuario recorre 15.000 kilómetros por año, va que quien invierte en un equipo de gas (cuyo costo es de 800 dólares) no puede menos que recorrer esa distancia.
Para la prueba con gas se necesitaron 7.952 australes. Considerando los citados 15.000 kilómetros, según nuestros cálculos el gasto anual de combustible será de 207.832 australes. Para el caso de la nafta el resultado es de 708.146 australes o sea 500.323 australes de diferencia por año, 41.693 por mes.
La cifra arbitrariamente escogida es difícil de alcanzar en la ciudad, a menos que usted trabaje con el auto. Si va a salir a la ruta olvide el sistema. Sólo unas pocas ciudades (Mar del Plata, Bahía Blanca, Pergamino y algunas otras) tienen estaciones de servicio y éstas no existen en la ruta. La conveniencia o no, la determina usted mismo.

Renault 12 TL GNC
El conocido 1.400 cm3 de Renault. Pierde un 15% de potencia alimentado por gas

Reflexiones acerca del "gasero"

Nuestra primera experiencia a bordo de un "gasero" nos enseñó que el motor pierde alrededor de un quince por ciento de potencia lo que se traduce en la velocidad final y, fundamentalmente, en la aceleración.
Para que el gas trabaje con todo su potencial la compresión del motor debería ser llevada a 11 ó 12:1, lo que haría muy complicado el funcionamiento con nafta (imagine la detonación).
Por otra parte, todos los usuarios "expertos" aseguran que el gas es más limpio algo comprobable en el aceite y las bujías.
Respecto al famoso "pase", el procedimiento es muy sencillo:en el Renault existe una perillita que se gira en el sentido de las agujas del reloj. Si está apuntando para arriba el auto funciona a gas. Para pasar a nafta se debe girar sólo noventa grados (indicado con PN) y allí esperar hasta que al auto falle levemente para girar noventa grados más. A partir de allí la alimentación es a nafta. Obviamente el proceso se repite para pasar de nafta a gas. Si usted se impacienta para hacer el pase y gira sin esperar la falla, el auto se para instantáneamente, y se percibe un olor similar al de su cocina cuando su mujer prendió mal el horno. En frío se debe arrancar con nafta. Puede hacerse con gas pero tarda en "agarrar" y hasta que el auto no toma la temperatura adecuada no regula. Conviene arrancar con nafta, recorrer dos o tres kilómetros y hacer el pase. El tanque de gas está en el baúl, reduciendo a éste a su mínima expresión y sólo dejando la posibilidad de poner en él bolsos de mediano tamaño. A la salida del tanque hay una válvula de seguridad que permite desconectar el sistema si se detectara alguna falla en el mismo. Hicimos más de mil kilómetros en dos días para que usted tenga todas las variables a considerar. Consumo, economía, dinero, performances. Si le conviene o no sólo puede saberlo. Nosotros le damos los datos, usted saca las conclusiones.

Por Fernando Miranda
Fotos Miguel Tillous

El equipo de Gas

Renault 12 TL GNC

El equipo de gas se compone en primer lugar por el cilindro ubicado en el baúl. El gas circula por una manguera de acero de alta presión, que llega hasta la válvula de carga, que se encuentra a la izquierda del motor y que permite la recarga, cuya presión se controla por un manómetro que está debajo del reductor, en posición algo incómoda. De cualquier modo casi todos los surtidores poseen el mismo manómetro de presión a la vista, con el que se puede controlar la presión que es de aproximadamente 200 bar.
El gas ingresa al reductor, donde se calienta, tras pasar por una serpentina, para pasar al carburador que regula la mezcla que necesita.
El reductor posee una electroválvula que cierra el circuito y un regulador que alimenta en mayor o menor medida de gas al carburador.
La pérdida de performance se explica por el lado de la compresión, va que el gas debería trabajar con compresiones más cercanas a los de los gasoleros (de 15:1 para arriba) que a los de los nafteros, que apenas llegan a 8:1.

Las mejores imágenes de esta prueba en Alta Resolución

Click para ampliar
Click para ampliar

 

Deja tu comentario sobre este Road Test




Cotizá ahora el seguro para tu auto

VELOCIDAD MÁXIMA (*)
A gas
En 5ta marcha
120.277 Km/h
En 4ta marcha
125.416 Km/h
A nafta
En 5ta marcha
131.599 Km/h
En 4ta marcha
137.813 Km/h
Promedio de dos corridas en sentido contrario

ACELERACION (*)
A gas
0 a 100 Km/h
22.8 s
A nafta
0 a 100 Km/h
17.7 s

(*) Mediciones de la Revista Su Auto Nro 108. Noviembre de 1989

Renault 12 TL GNC
El tanque de gas que quita mucho espacio al baúl

Medidor de gas junto a la perilla para hacer el pase

El equipo de gas que equipa al R-12. Si quiere uno debe pedirlo al concesionario que lo instalará con garantía de fábrica

Renault 12 TL GNC
Una de las cargas de gas durante la prueba

CON GAS
Vuelta
Tiempo
Tiempo bruto
Tiempo carga
Consumo
1
1h29m
1h29m
2
1h59m
3h28m
3
2h20m
5h48m
4
1h55m
7h43m
18m
14.3 m3
5
1h57m
9h58m
6
2h14m
12h12m
7
1h53m
14h05m
8
1h36m
15h41m
19m
14.1 m3
9
1h31m
17h31m
10
1h27m
18h58m
11
1h49m
20h47m
12
1h20m
22h07m
11m
14.0 m3
13
1h18m
23h36m
13m
3.0 m3
Total
22h48m
23h49m
1h01m
45.4 m3

Los tiempos de vuelta varían fundamentalmente por las incidencias del tránsito. Nótese cómo descienden los registros en las vueltas efectuadas durante la noche. En la 11 -por ejemplo- nos demoraron 3 barreras. Los tiempos de carga se suman al tiempo bruto de la vuelta siguiente. Vuelta más rápida la 13 a 33.84 km/h. Vuelta más lenta la 3era a un promedio de 18.85 km/h. Se respetaron todas las señales de tránsito y las velocidades máximas. Promedio neto 25.08 km/h. Promedio bruto 24.01 km/h

CON NAFTA
Vuelta
Tiempo
Tiempo bruto
Tiempo carga
Consumo
1
1h23m
1h23m
2
2h01m
3h24m
3
2h17m
5h41m
4
2h03m
7h44m
8m
19.2 l
5
2h03m
9h55m
6
2h10m
12h05m
7
2h00m
14h05m
8
1h33m
15h38m
7m
19.1 l
9
1h28m
17h13m
10
1h27m
18h40m
11
1h59m
20h39m
12
1h18m
21h57m
3m
18,9 l
13
1h20m
23h20m
6m
4,8 l
Total
23h02m
23h26m
24m
62.8 l

El promedio neto fue mayor al obtenido con alimentación a gas simplemente por mala suerte. Los embotellamientos ese día fueron terribles. Nótese que entre las vueltas 2 y 7 (entre las 9.24 y las 18.05 horas) no se pudieron bajar las 2 horas. Las barreras estuvieron en nuestra contra ese día. Vuelta más rápida la 12 a 33.84 km/h. Vuelta más lenta la 3era a 19.27 km/h. Promedio neto 24.83 km/h. Promedio bruto 24.40 km/h. El promedio bruto fue superior por la demora en las cargas de combustible

EQUIVALENCIAS
Cotizaciónes a Diciembre de 1989
1 dólar
1.950 Australes
1 m3 de gas
175 Australes
1 litro de nafta
430 Australes

Renault 12 TL GNC

Renault 12 TL GNC

Vea también

Presentación del Renault 12 L
Revista Automundo (Segunda Edición) Nro. 5. Octubre de 1986

Renault 12 TS

Road Test del Renault 12 TS
Revista Corsa Nro. 582. Julio de 1977

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López
email guerlopez@gmail.com

Cantidad de visitas