Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Test del Ayer

Búsqueda personalizada

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Ford Falcon Futura - 1966

Sabor deportivo

Revista Parabrisas Nro 71. Noviembre de 1966

 

Ford Falcon Futura 1966

El Futura es algo más. Con sus combinaciones de colores, techos negros y tazas tipo competición se logra algo de ese sentido deportivo que quiere dar la fábrica. Mirando adentro, los asientos separados adelante añaden al efecto exterior su complemento interior. Debajo del capot 116 HP que no alcanzan al efecto exterior

COMO en años anteriores, la Ford Motor Argentina ha producido y vendido el Futura, versión con "sabor deportivo" del Falcon. Esto de sabor deportivo no debe entenderse de otro modo. Lo deportivo está dado más por detalles de terminación y modificaciones de diseño estilístico, que por una diferencia en performance. De todas maneras, aún con ciertas incongruencias en estilo, se consigue en cierta medida romper la imagen del automóvil tradicional y se logra algo de sofisticación, que lo hace distinto al modelo de serie.

Motor

70

Es un seis cilindros en línea enfriado por agua. Tiene 90,42 mm de diámetro de pistón y 79,40 mm de carrera. La cilindrada total alcanza de esta manera a 3064 cm3. La relación de compresión es de 7,2:1 y eroga una potencia máxima de 118 HP a 4000 rev/min. El par motor máximo es de 24,28 mkg a 2000-2200 rpm. Como combustible recomendado por fábrica usa nafta común.
El automóvil de test fue recibido cero kilómetros, tras el correcto periodo de asentamiento, encontramos que con nafta común tenia una cierta tendencia al pistoneo. Esta característica se conservó a través de toda la prueba. Encontramos el motor muy ubicado en la escala, tal como está el automóvil. Menos potencia que los americanos "grandes" y más que los europeos "grandes". Hablamos siempre de los fabricados en el país. El motor en sí es elástico, sale desde abajo sin vibraciones aparentes, pero los 116 HP obligan a un empleo constante de la primera velocidad cuando se maneja apresuradamente en ciudad. Y como la primera no es sincronizada, el Futura se autoconstituye en una hermosa escuela de manejo. Con un manejo normal, no hace falta recurrir a la primera salvo para salir de parado. En cuanto a su accesibilidad, encomiable. Todo a mano y sin problemas de ninguna especie
.

Ford Falcon Futura 1966

 

Transmisión

65

Luego del motor se sistematiza un embrague monodisco seco y una clásica caja de velocidades de tres marchas hacia adelante (1era 2,797:1, 2da 1,551:1, 3ra 1:1, Marcha atrás 3,796:1), que no es otra que la conocida Transax. Tiene la segunda y tercera sincronizadas y el comando de la misma se efectúa desde la barra de dirección. Luego de la caja, viene el árbol de transmisión que remata en un eje trasero rígido con piñón y corona de acoplamiento hipoidal, con una relación final de 3,54:1. De este modo, las relaciones finales resultan 1era 9,81:1, 2da 5,49:1 y 3era 3,54:1. El escalonamiento es razonable para una caja de tres marchas, pero se encuentra en ciertas oportunidades con un vacío que debe ser cubierto por la marcha anterior, dado que no tiene la potencia necesaria para salir con rapidez, aun cuando el motor reaccione sin vibraciones ni sacudidas. El comando de la caja, la palanca del cambio de marchas, tiene un recorrido largo aun cuando el movimiento es preciso.
El pedal de embrague tiene un recorrido demasiado prolongado para nuestro gusto. El generoso tamaño del posapié del pedal minimiza en cierta manera esta característica de Incomodidad de manejo.

Ford Falcon Futura 1966

 

Frenos

66.6

El auto viene equipado con los clásicos frenos de campana, de fundición de hierro, de 254 mm de diámetro. La superficie total de frenado llega en el Futura a los 995 centímetros cuadrados. El sistema es hidráulico con zapatas autocentrantes y una bomba maestra. En el caso Futura se incorpora de fábrica el servofreno.
En cuanto al comportamiento de los mismos resulta muy satisfactorio en comparación con otros de su tipo.
En frenadas violentas pierden su efectividad por lo cual es necesario efectuar una serie de impulsos violentos y cortos, para que el automóvil no se bandee. Para la ruta y condiciones normales de manejo los elementos frenantes son suficientes. Si se quiere contar con un correcto margen de seguridad recomendamos una velocidad crucero de 120 km/h. En las pruebas efectuadas por PARABRISAS se registraron 77,50 metros para la frenada de 100 a 0 km/h, pero es necesario considerar el suelo del autódromo, que es muy abrasivo y por lo tanto contribuye en gran manera a la reducción de las distancias de frenado. De todas maneras, los frenos de campana del Futura, aunque eficaces, no autorizan para un uso deportivo.

 

Suspensión

75

El tren trasero es un eje rígido sostenido y suspendido por dos elásticos longitudinales de ballesta, con amortiguadores tubulares hidráulicos, inclinados hacia adentro para contribuir al control del rolido trasero.
Adelante, las ruedas están sostenidas por un sistema de paralelogramo deformable. El brazo superior es estampado triangular para absorber los esfuerzos longitudinales. El brazo inferior único, sin triangulación, se ve complementado por un tensor oblicuo hacia adelante. Entre el brazo superior y una estructura complementaria del faldón del guardabarros, corre el elemento de suspensión, un resorte helicoidal en cuyo interior va alojado el amortiguador telescópico hidráulico. Todo el conjunto de suspensión delantera se complementa con una barra antirrolido.
En cuanto al comportamiento de la suspensión, podemos afirmar que es muy satisfactorio. La dureza de los amortiguadores hace al automóvil muy estable a velocidades elevadas, a la vez que en baja controla perfectamente los botes y rebotes producidos por saltos grandes. Gracias al comportamiento de la suspensión, el auto mejora sus condiciones de tránsito en ruta.
Dentro del criterio americano, la suspensión del Futura podría catalogarse como dura, pero nos satisface y sobre todo consideramos que está muy lograda para el tipo de vehículo y para el tipo de caminos. El rolido no es notable, la rueda trasera interior se conserva en el suelo más que en otros coches y los amortiguadores controlan el zapateo de ambos ejes tanto en aceleración como en frenado
.

Ford Falcon Futura 1966

Controles

66.6

En el tablero, los usuales instrumentos de aguja para el velocímetro, el tanque de nafta y la temperatura del agua de enfriamiento. Luces de idiota para control de presión de aceite y carga del generador. Perillas para limpiaparabrisas, cebador y luces de calle y camino. Tres perillas más para el calefactor y climatizador, y encendedor de cigarrillos. Los controles manuales se completan con una llave de encendido-arranque con posición de accesorios "ACC", el freno de mano y una traba interna de capot que merece nuestros mejores elogios.
Descubrimos con sorpresa un "switch" escondido debajo del tablero, del lado izquierdo, que sirve para conectar las luces con el volante, cosa de no tener que hacer malabarismos como años atrás.
El volante de dirección es de nuevo diseño, Tiene un rayo menos (quedan dos entonces) y es sensiblemente menor en el diámetro. Con esto se ha logrado un despeje mayor entre la parte Inferior del volante y el cojín del asiento del conductor. De todas maneras la dirección es lo suficientemente liviana como para que no sea muy notable el esfuerzo requerido para accionarla con el volante más chico.
Los pedales, dispuestos a la americana, bien espaciados y altos, conservan los diseños clásicos. Además, en el piso, para accionar con la izquierda, el botón de cambio de luces alta-baja y el pulsador del lavaparabrisas. Este lavaparabrisas se complementa con dos amplios limpiaparabrisas de velocidad variable (dos puntos).
Para mirar hacia atrás, el Futura incorpora dos espejos. Uno colocado al centro, arriba del parabrisas, que permite claramente la visión a través de la luneta. Otro, fijado sobre la puerta izquierda delantera, hace de apoyo táctico al primero y cumple una función primordial en el caso que el tigre que reposa en la bandeja porta-idem sea demasiado grande. Los corredores de Grand Prix dicen que no se debe viajar con el codo afuera; el que lo hace en un Futura, anulará la acción del espejo exterior.

 

Aceleración

70

Está de acuerdo con el tamaño y la categoría del auto. Algo menos, no mucho que los "grandes" americanos y más que los europeos. La fama de lerdo que tiene, debe ser revisada como concepto. De 0 a 100 km/h arroja 15" 6/10, lo que no es despreciable. Las reacciones también han dado resultados satisfactorios, en comparación con automóviles de mayor cilindrada y potencia. Para nuestro gusto hubiéramos preferido unos cuantos HP más, dado que el auto en sí como manejo y características de estabilidad está apto para recibirlos. Como idea para el futuro del Futura, podríamos imaginar una serie salida de fábrica con motor F-100, frenos a disco y caja de cuatro marchas. Algo para exquisitos con unos cuantos pesos y ganas de viajar a 180 kilómetros por hora.

 

Consumo

81.6

Recibido el Futura, asentado y listo para la prueba de consumo, teníamos la idea, formada con otros modelos Ford probados en su oportunidad, de su economía de marcha. Este automóvil superó en ese sentido nuestras apreciaciones, dándonos unas cifras muy interesantes. Notamos con respecto al modelo anterior un incremento en la economía de marcha del orden del 5 al 6 por ciento. Puede deberse, creemos, a un ajuste más preciso en el sistema de carburación y encendido.
En el caso de manejo en ciudad, depende mucho el consumo de la forma en que se maneje. Si no, que lo digan los taxistas... Marcas de 8 kilómetros por litro no son difíciles de conseguir si se trabaja con mucha mesura sobre la bomba de pique.
El encargado de suplir nafta y aire mezclados al motor, es un Holley monogarganta de 40 mm de diámetro de tiro descendente, con cebador manual y bomba de aceleración a pistón. Al carburador llega el combustible impulsado por una bomba mecánica AC a diafragma, accionada por un excéntrico del árbol de levas.

.

Visibilidad

63.3

Esta es una función directa de la altura del que juzga. Siguiendo con la pauta establecida en pruebas anteriores, hemos comprobado que el área de puntos no visibles es escasamente superior a la obtenida con el Futura anterior. La diferencia, sin embargo, puede considerarse en este caso producto de la profundidad de los asientos que resultaron más hundidos que en el caso anterior. Para atrás, la visibilidad es buena, haciendo el juego combinado de ambos espejos. Notamos que el espejo exterior, a pesar de la solidez de su fijación, sufre modificaciones de posición por efectos de fuertes vientos (léase: andando ligerón).
Ha sido motivo de crítica la interposición del parante del parabrisas del lado izquierdo en la visibilidad del piloto. Creemos que la solución no puede ser sencilla si no se incorpora un respaldo reclinable (en el estado de Nueva York, tal respaldo reclinable necesitaría una traba de seguridad). Para la ciudad, la visibilidad es suficiente para colarse y aprovechar los pequeños resquicios que dejan los demás sin mayores peligros.

Ford Falcon Futura 1966

Ford Falcon Futura 1966

Ford Falcon Futura 1966

Manejo en ciudad

63.3

Lo que es bueno para unos no lo es para otros. Para el Futura, tener una cola corta es una ventaja, cuando se piensa en el cada vez más complicado tránsito de nuestras ciudades. La cola corta lo hace muy, muy cómodo para estacionar. El auto termina ahí no más, y los lugares que son chicos para otros, al Futura le vienen bien, por lo menos visualmente hablando.
La dirección no es excesivamente rápida. Desde un punto de vista deportivo, podría tener menos vueltas de lado a lado, aun cuando esto fuera en contra de la suavidad de manejo. Para la ciudad si bien lenta, no lo es demasiado. La suspensión, por ser algo dura, siente los baches ciudadanos, que como todo el mundo sabe, son más profundos y peligrosos que cualquier banquina del Gran Premio. La dureza de la amortiguación hace que las vías de tranvía no sean una cuestión peligrosa, y lo mismo puede ser dicho del tránsito con la calle mojada. Es un automóvil que se conserva en la línea de marcha. Otra virtud es la de ser franco en las coleadas. Cuando se está por ir de cola avisa con un sensible desplazamiento inicial, que es muy fácil de corregir, llegado el caso.

 

Manejo en ruta

73.3

La ruta es el fuerte del Futura. Velocidades de crucero del orden de los 120 kilómetros por hora reales, son perfectamente factibles y no implican peligro alguno para el automóvil. La tenida en el camino resulta más que generosa, pensando siempre en que es un automóvil de turismo familiar. La amortiguación y suspensión están correctamente calculadas para andar a esa velocidad, en la que la firmeza de ambas otorga seguridad de marcha.
Dentro del sabor deportivo impuesto por la fábrica, la caja de tres velocidades, de escalonamiento correcto, cumple más o menos bien su función.
En el automóvil de test notamos que de tercera a segunda en rebajes deportivos, la caja "canta". Con una pequeña acateradita previa el asunto se solucionaba satisfactoriamente.
En cuestión curvas y virajes fuertes, ningún problema. Tiene una saludable tendencia al sobreviraje, muy corregible, que da sensación de efectiva seguridad en las curvas. Por su correcto comportamiento de suspensión, los vientos laterales no tienen en este caso una influencia muy notable. La dirección se endurece en cierta medida andando ligero. En cuestión comodidad de conducción, encontramos los ya desgraciadamente clásicos vicios de diseño standard en la mayor parte de los automóviles derivados americanos. El volante, muy lejos de los pedales obliga, quiérase o no, a manejar con los brazos muy encogidos, característica de posición bastante incómoda cuando se piensa en la necesidad de una rápida maniobra con el volante. El respaldo del asiento del conductor, lo mismo que el del acompañante, es algo estrecho. Los "bucket-seat" conservan su sentido cuando son más o menos rígidos en los bordes y ayudan a mantener el cuerpo en su lugar. El diseño Futura, aparentemente anatómico, no tiene en sus bordes esa rigidez necesaria. Si el conductor no se desacomoda es por la profundidad y la blandura del cojín del asiento, y no por la forma seudoenvolvente del respaldo. Este, que se afina a la altura de los hombros, deja sin apoyo la mitad de la espalda, salvo que el conductor sea tan pesado que venza los resortes y tapicerías del mismo.

Ford Falcon Futura 1966

Capacidad interior

55

Los ocupantes del asiento trasero ven las cosas de otra manera. El asiento en sí es cómodo para dos personas, si se olvidan de lo excesivamente corto del cojín. Tres pasajeros atrás ya no van tan bien, sobre todo los de ambos lados. El espacio entre el respaldo delantero y el trasero es muy corto, siguiendo el diseño Ford de los años anteriores. La incorporación de un posabrazos en el asiento trasero es un detalle fino de confort.
Estilísticamente sentimos que la separación entre ambos asientos delanteros está desaprovechada. Tiene un sentido cuando por allí va una caja de velocidades, una palanca de cambios o algo similar. Una fría consola de metal brillante no condice con el sentido de confort, abrigo y comodidad logrado en el diseño de tapicería y "trim" interior.
La tapa de la consola, una vez abierta, es algo peligrosa por los bordes cortantes y esquinas muy agudas. Nos imaginamos la opinión del estado de Nueva York, tan preocupado por la seguridad.
.

Capacidad de carga

56

En términos normales, la carga máxima está dada por los cinco pasajeros y equipajes, unos cuatrocientos kilogramos. Eso en cuanto al peso. Con esta carga, el conductor debe olvidarse de las performances obtenidas cuando andaba solo o con otra persona. Los kilos influyen. En cuanto al volumen físico de la carga admisible, es reducido. El espacio interior está más cerca del limite bajo aceptable que del alto y el baúl tiene dos contras importantes. Una es la tapa. Esta no abre hasta abajo, como es de esperar, sino hasta el borde superior del panel trasero. Luego, valijas y bultos deben ser levantados en peso antes de poder retirarlos del baúl. Este es de reducidas dimensiones, de allí nuestro primer párrafo del rubro "Manejo en ciudad". Entran pocos bultos y el mismo baúl, contrariamente a los que podría suponerse desde afuera, tiene una forma irregular. Además, las cazoletas de los faros traseros sobresalen hacia adentro predisponiendo al viajero a no utilizar ese lugar por temor a dañarlas.
La rueda de auxilio se encuentra en el baúl. Lógico y razonable. Lo que no lo es tanto es la ubicación dentro del mismo. Quita aproximadamente el cincuenta por ciento de la capacidad de volumen de carga, no porque sea muy grande, sino por la posición que ocupa. Sabemos que la rueda de auxilio es un problema accesorio de diseño, que en muchos casos surge cuando el automóvil está casi hecho. Esa es la impresión que da en el Futura.
El piso del baúl tiene por otra parte una serie de molduras que no facilitan la estiba del equipaje. Recomendamos en el caso que nos ocupa, viajar con varias valijas pequeñas antes que con menos valijas pero grandes.
Al final, siempre se encuentra algún recoveco para un paquete.

Ford Falcon Futura 1966

Terminación

71.6

Como trabajo constructivo el Futura es un automóvil muy bien realizado, en comparación con los standards argentinos. No hemos encontrado mayores detalles de fallas de armado. Los puntos de soldadura están muy bien ocultos y las colizas de vidrios y marcos de goma de parabrisas y luneta no presentan cosas fuera de lugar. El auto en sí da una impresión de construcción sólida y compacta, bastante alejada del concepto de "bote" americano. Nuestras pruebas de ruido dieron como resultado una marca aceptable de ruidos de carrocería. Dentro del automóvil se nota evidentemente el ruido del motor y de los engranajes de la caja de velocidades, sobre todo en la primera velocidad. La suspensión es silenciosa y la terminación de la tapicería de asientos y paneles y techo, es de primera, lo mismo que las alfombras. Todo lo que sea perillas y tiretes, accionamiento suave y preciso. Durante los kilómetros de prueba todos los controles anduvieron perfectamente. Hasta el freno de mano funcionó bien. Como detalle discutido, los cubrecerraduras. Alguien dijo que "una punta de autos andan sin eso lo más bien y a mí me molesta tener que andar hurgando con la llave". Por último, los paragolpes traseros. Son Innumerables los Falcon y Futuras que andan con los extremos de los paragolpes traseros retorcidos hacia afuera. ¿Se enganchan con otros?.
Hemos recibido la siguiente explicación: Cuando se cambia una goma trasera, es costumbre no colocar el gato donde corresponde, esto es a la altura de la uña del paragolpes. Muchos personajes tratan de colocar el gato enganchando el paragolpes por la parte de abajo, y, como en la zona central es ancho, van buscando la colocación conveniente, que la encuentran cerca del extremo, porque allí se afinan. Al levantar el auto, el paragolpes cede y se separa de la carrocería, quedando justo justo, para el enganche
.

Accesorios

71.6

Muy completo como viene de fábrica. Radio, que funciona maravillosamente bien. Lavaparabrisas como equipo de norma, que no funcionó por falta de la tapita del intercomunicador existente en la tapa del receptáculo de liquido. Luces en todos los lugares necesarios. En la guantera, baúl y motor. La luz del baúl es roja y blanca, lo que la convierte en luz de posición para detenidas accidentales en ruta. Una consola interasientos de relativo gusto y que sirve para llevar guantes, cámaras fotográficas, pistolas, cronómetros y eventualmente el manual del conductor de Futuras. Dividiendo el asiento trasero, un posabrazos rebatible, pequeño y logrado.

Estética

61.6

Indiscutiblemente, la teoría de no cambiar modelos todos los años, muy en boga en Europa, le viene de perillas al Futura. Con esto queremos decir que se conserva igual en general a los modelos anteriores, con pequeños cambios exteriores que sirven para identificar el modelo. Tiene todas las características visuales de un "compacto", tal como se dio en llamar a este tamaño de auto en USA. Parece sólido y ágil. El techo vinílico negro en un auto de sentido deportivo, es algo que no podemos ubicar bien, si no es por referirse al automóvil deportivo "vintage", tal como lo haría suponer la estilizada bisagra de capota que campea sobre el lateral trasero del techo. No demasiados cromos contribuyen a la apariencia seudodeportiva del Futura y una excelente combinación de colores exteriores, en toda la línea, contribuyen a mantener la amable imagen de auto "algo fuera de serie", que quiere la fábrica.

Deja tu comentario sobre este Road Test

 

 





CONCLUSIONES

El detalle que mas gusto

  • Luz roja del baúl (1 voto)

  • Estabilidad (2 votos)

El detalle que menos gusto

  • Tapas de cerraduras (1 voto)

  • Capacidad del baúl (2 votos)

Puntaje final: 66.74

 

Equipo de test:

 

- Raúl H. Burzaco
- Ronald Hansen

- Emilio R del Valle

 

En las pruebas de aceleración y frenado en el Autódromo Municipal de Buenos Aires condujo el auto el equipo de test de PARABRISAS

Cotizá ahora el seguro para tu auto

VELOCIDAD MÁXIMA 147.600 KM/H

ACELERACIÓN

0-20 Km/h

2.4 s

0-40 Km/h

3.8 s

0-60 Km/h

7.4 s

0-80 Km/h

11.1 s

0-100 Km/h

15.6 s

0-100-0 Km/h

19.6 s

0 a 500 m

23.2 s

40-80 Km/h (en 2da)

7.3 s

40-100 Km/h (en 2da)

12.3 s

60-100 Km/h (en 2da)

8.7 s

40-80 Km/h (en 3era)

10.2 s

40-100 Km/h (en 3era)

15.2 s

40-120 Km/h (en 3era)

22.4 s

60-100 Km/h (en 3era)

10.9 s

60-120 Km/h (en 3era)

19.5 s

80-120 Km/h (en 3era)

13.5 s


ERROR DEL VELOCÍMETRO

Vel. indicada

Velocidad real

20

19.0

40

37.5

60

56.6

80

75.6

100

95.0

120

114.6

CONSUMO

Vel

km/lt

60 Km/h

9.7

80 Km/h

9.4

100 Km/h

8.4

120 Km/h

7.0


DISTANCIA DE FRENADO

Vel

Metros

20 Km/h - 0

4.00 m

40 Km/h - 0

10.20 m

60 Km/h - 0

25.80 m

80 Km/h - 0

40.40 m

100 Km/h - 0

77.50 m

120 Km/h - 0

90.40 m


DIÁMETRO DE GIRO

A la derecha

12.50 m

A la izquierda

11.75 m


VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

I

65 Km/h a 5.500 rpm

II

117 Km/h a 5.500 rpm

III

147.6 Km/h a 4.500 rpm

FILTRACIONES
Realizadas las pruebas de agua, no se registraron filtraciones

Ford Falcon Futura 1966

Ford Falcon Futura 1966

Ford Falcon Futura 1966

Ford Falcon Futura 1966

Ford Falcon Futura 1966

Ford Falcon Futura 1966

Vea también

Ford Falcon Futura 1965

Road Test del Ford Falcon Futura 1965
Revista Road Test Nro 58. Septiembre de 1965

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto Lopez

email gustavolopez@testdelayer.com.ar

Cantidad de visitas