Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Test del Ayer

Búsqueda personalizada

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Fiat 1500 C Gran Clase - 1964

Un coche de excepción

Revista Parabrisas Nro. 42. Mayo de 1964

 

Fiat 1500 C Gran Clase
Después de haber detenido el vehículo en la prueba de frenado, se hace una marca en el suelo a la altura de la pistola que previamente efectuó el disparo

 

Renovación en Fiat. Del 1100 al 1500. Cuatrocientos centímetros cúbicos de diferencia en el motor y mucho más en el auto

Lanzar al mercado un automóvil de pasajeros de 1.500 c.c. producido masivamente, y que al mismo tiempo mantenga el éxito comercial acostumbrado por una marca como FIAT, es cosa muy seria.
Decimos que es cosa muy seria porque la categoría 1.500 encuadra a un vehículo que podemos denominar "crítico". Tamaño (comodidad), performance, rendimiento, deben combinarse muy cuidadosamente, pues cada una de estas variantes tiene un rango muy poco amplio, debiéndose adoptar soluciones de compromiso lo más equilibradas posibles.
Así lo comprendieron en Turín, y a fines del año 1955, a continuación del desarrollo del modelo 1800/2300, comenzó el estudio del 1300/1500, y tan en serio tomaron la tarea, que para el proyecto del motor se recurrió al Ing. Aurelio Lampredi, famosísimo diseñador del Ferrari 2,5 campeón del mundo.
En 1961 fue presentado finalmente en Europa y a fines del año pasado Fiat Concord lo introdujo en el mercado nacional como reemplazante, en cierto modo, del tradicional 1100, cuya producción cesó casi contemporáneamente. En nuestro país no se fabrica la versión de 1300 c.c., sino solamente el 1500, al que se lo denominó "Gran Clase".

Fiat 1500 C Gran Clase

Primeras impresiones

Indudablemente la primera, dentro de las "primeras impresiones", es la estética de esta nueva unidad Fiat. La carrocería responde a lineamientos modernos, sobrios, y de muy buen gusto; en especial la parte trasera del coche es decididamente moderna y agradable.
Las dimensiones exteriores del 1500 Gran Clase son bastante reducidas, tendiendo en forma ostensible a lo compacto; apenas se supera en algunos centímetros el largo de 1100. Especialmente, las líneas del capot han sido mantenidas dentro de un mínimo notable, lo que benefició mucho la visibilidad hacia adelante.
Lo mismo puede decirse de la parte trasera (baúl), pero al haber mantenido casi totalmente la altura hasta el final, la visibilidad trasera no se corresponde en igual medida que la delantera -7 metros es la longitud no visible hacia atrás según nuestras mediciones-, y a ello contribuye la inclinación hacia adelante que detenta el vehículo.
Y ya que hablamos de la inclinación, pongamos la primera "puíta": no nos gusta nada que un auto tan bonito esté tan "hocicado". Si bien al subir dos pasajeros atrás se nivela, y aquí no pasó nada, no es lógico que el propietario de un 1500, que nunca lleva nadie en los asientos traseros, (¡ egoísta!) tenga su coche con la cola apuntando al cielo.
Pero, recapitulando, si hacemos de cuenta que no hay inclinación, la línea nos gusta mucho por lo moderna, compacta y funcional (la proporción entre el tamaño de las ruedas y el tamaño de la carrocería es óptima).
Primera flor para el Fiat 1500: el puesto de pilotaje, es decir asiento, posición del volante, situación de pedales y posibles regulaciones, todo ello muy bueno. Un conductor de estatura mediana -1.75 metros- con el asiento ubicado a mitad del recorrido en sus guías, adopta una posición de conducción tan eficaz como descansada, los brazos pueden formar con sus correspondientes antebrazos un ángulo de aproximadamente 120 grados.
Indudablemente, el Fiat 1500 es un coche compacto también en lo que respecta a la capacidad interior; cómodamente pueden ubicarse cuatro pasajeros, y nos arriesgamos a decir hasta un quinto puede ir con relativa comodidad, aunque el eventual quinto pasajero (que se ubicará en el medio del asiento trasero) puede llegar a sufrir las consecuencias del túnel cardánico que corre bajo el asiento (en viaje prolongado).
Consideramos muy apropiadas las agarraderas que tiene sobre las ventanillas, especialmente la del asiento delantero derecho (la ventanilla del conductor lógicamente no tiene).

Fiat 1500 C Gran Clase
No conforme con lo comprobado, y con la ayuda de un colega, proceden a verificar si el motor también se halla en su lugar

Performances

Una de las cualidades sobresalientes del Fiat 1500 es la aceleración, realmente brillante, y muy útil para desenvolverse en el tránsito urbano y especialmente en ruta, para efectuar "sorpassi". A ello concurren dos factores: el motor y la caja de cambios.
El motor, de arquitectura moderna, tiene muy meritorios 80 HP (SAE) logrados merced a la disposición de las válvulas (que a su vez hacen posible una cámara de combustión de buen rendimiento), de sus múltiples de admisión y escape bien estudiados, situados a ambos lados del motor en forma independiente, es decir, admisión a la izquierda y escape a la derecha, y finalmente gracias a la carburación a cargo de un Carburador Doble Cuerpo.
No obstante las apariencias, el motor tiene una cierta elasticidad que permite la marcha en directa, con el coche a media carga, hasta una velocidad de aproximadamente 40 kph (reales). De todos modos, es preferible no abusar de esa elasticidad y usar racionalmente la caja de cambios, lo cual en el Fiat 1500 es un placer y merece un párrafo aparte.
Ya habíamos dicho que uno de los factores de la soberbia aceleración del coche era la caja de cambios; efectivamente, ésta tiene cuatro marchas sincronizadas muy bien escalonadas, lo que permite el aprovechamiento casi integral del empuje que suministra el motor.
Sin embargo, para nuestro gusto, la segunda es un poquitito corta -2.30: 1-, nos arriesgaríamos a decir que lo ideal tal vez fuera 2.10:1. De todos modos la segunda, tal como está, es muy "montañesa". El varillaje es muy eficiente y permite un enganche muy rápido de las marchas, lo que coadyuva a la aceleración; la leva del cambio situada en la columna de la dirección es de recorrido corto y bien definido.
Volviendo al motor, no podemos dejar de destacar, algo sorprendidos por lo poco usual, el correcto funcionamiento del termostato que regula el flujo del agua de refrigeración. Con temperatura ambiente de unos 27°C el motor alcanzaba la temperatura de régimen en poco más de dos minutos de marcha en vacío, y una vez en este valor, la temperatura se mantuvo en su límite normal, pese a cualquier tipo de marcha a que se sometiese al vehículo (montaña o llano a alta velocidad). El indicador de temperatura se plantaba en el límite superior del "normal", sin moverse.

Fiat 1500 C Gran Clase
Un tester de PARABRISAS verifica si el asiento y los pedales del Fiat 1500 están en su lugar

El que espere que el Fiat 1500 se "clave" al frenar o espere sentir otra sensación al pisar el pedal del freno, se equivoca. Los frenos a disco se sienten cuando se los somete a intenso trabajo sin posibilidad de enfriarse; recién entonces, al no perder eficiencia, notamos sus ventajas, son prácticamente inmunes al "fading".
Lo que se hace notar es la acción progresiva del frenado; por esa razón al sentarse por primera vez detrás del volante del 1500 hay que tomar la precaución de cuidar las distancias a los eventuales obstáculos; sino, ¡suflúm! ¡crash!
El Fiat Gran Clase dobla muy bien, no hay lugar a dudas, eso sí, tiene un decidido "oversteering" que lo hace irse de cola -no excesivamente- al encarar curvas de poco radio, a mucha velocidad. Pero no hay mal que por bien no venga, en camino de montaña esta tendencia sobrevirante favorece la marcha veloz, y por cierto que nos consta, pues hicimos el trayecto Villa Carlos Paz-Mina Clavero (atravesando la Pampa de Achala), en dos horas cinco minutos, sin forzar de ninguna manera la marcha.
El coche no rola casi nada, solo lo necesario; su suspensión y amortiguación son muy equilibradas, ni muy duras ni blandas; en una palabra, le permiten afrontar su velocidad en forma muy segura, factor al que ayuda la dirección precisa y de eficiente "sterzata" (3,5 vueltas de tope a tope).
La suspensión delantera es Mc Pherson (resorte arriba) y la trasera Hotchkiss, a coche descargado, o mejor dicho con piloto y acompañante solos, y en camino desparejo el puente trasero tiende a desacomodarse algo, perdiendo adherencia. ¡Qué bien vendría un brazo Panhard o dos reactorcitos!
Tuvimos oportunidad de andar en camino de tierra a 110 kph; no obstante lo antes apuntado, no es difícil tenerlo en rectilíneo; pero no todo es color de rosa, cuando el camino se torna accidentado; hay algo que se hace notar muy claramente: el Fiat 1500 es bastante bajo de adelante. Es difícil que el caño de escape (porción delantera), refuerzos del cárter o cárter mismo, se salven de las caricias topográficas del camino.
Al cárter se le dotó de dos planchuelas de refuerzo longitudinales que ayudan algo a atemperar los golpes, y el caño de escape está sujeto de tal manera que absorbe muy bien los porrazos. En su extremo delantero se une al múltiple de escape; a la altura de la curva existe un soporte rígido y más atrás tiene dos uniones elásticas (lonjas de goma).
Si no fuera por este sistema de vínculos, el caño de escape pasaría a mejor vida urgentemente, pues es el elemento más bajo que tiene el bastidor.
Creemos que es muy buena medida, haber equipado el sistema de alimentación de combustible, de filtro de nafta de papel micrónico; la capacidad separadora de este elemento evita en gran parte el pasaje del agua (que muchas veces trae la nafta, ya sea por negligencia o humedad condensada), hacia el carburador.
El sistema de calefacción del Gran Clase es óptimo por lo sencillo y eficiente; cuando el coche viaja, se puede admitir (mediante una perilla) aire del exterior hacia el habitáculo, este aire puede ser calentado mediante el pasaje de agua del circuito de refrigeración, a voluntad y con intensidad variable.
Independientemente, un electroventilador puede forzar aire para ventilación o calefacción, lógicamente se lo utiliza cuando el vehículo está detenido, porque con el vehículo en movimiento no es necesario gastar energía eléctrica.

Fiat 1500 C Gran Clase
El tablero tiene todos los instrumentos necesarios, se complementa con luces testigo. El velocímetro, después de cierto kilometraje comienza a presentar una oscilación de la aguja. ¿Un problema de tripa?

La iluminación del camino corre a cuenta de cuatro faros dispuestos de la siguiente manera: los exteriores, de haz asimétrico (muy bien definidos), dan luz de cruce (baja), y los centrales o interiores se encargan de la iluminación larga; demás está decir que, según lo tradicional en Fiat, el guiño se hace reglamentariamente con la luz baja e independientemente de la bocina, cosa muy loable.
En momentos en que esta nota se hallaba en taller, nos enteramos que Fiat ya ha introducido modificaciones en el 1500 que, si bien no fueron provocadas por nuestras sugerencias, coinciden casi totalmente con ellas.
Vayan como prueba las siguientes: Introducción de servofreno, modificación en el tren trasero (supresión de barra antirrol y cambio de situación de amortiguadores) y finalmente importante aumento del despeje delantero (coche nivelado longitudinalmente).
La terminación general del auto es muy buena, ya sea uniones de partes de la carrocería, cierre y ajuste de capot, tapa de baúl, puertas, etc.; lo único que realmente desentona, es la pequeña repisa situada bajo el tablero, a la derecha; su manufactura, presuntamente en plástico (resina poliéster), es barata y descuidada y, como decimos, desentona con el buen gusto y terminación del interior del coche.
Un capítulo aparte merece hacerse con el tablero del 1500. Los instrumentos agrupados y bien visibles, constan de un velocímetro lineal, un cuentakilómetros y un practiquísimo (aunque a algunos no les parezca) "giornalero"; lateralmente tiene un indicador de temperatura y un indicador de nivel de tanque de nafta. Como complemento del instrumental, tiene, nada más, ni nada menos, que nueve luces piloto. Sí, leyeron bien: nueve, A título científico las enumeraremos: Dos de indicador de viraje (izquierda y derecha), una de "no carga dinamo", una de luces de posición, una de cebador accionando, una de luz alta, una de falta de presión de aceite, una de reserva de nafta, y, por último, una intermitente de freno de mano puesto. Según fuentes bien informadas se dice que los proyectistas de Fiat pensaron en colocar otra luz piloto más de "indicación de conductor al volante", es decir, una luz que indicara al conductor que efectivamente se hallaba sentado en su puesto de conducción, pero de todas maneras no hemos podido confirmar el dato. De esto se deduce que si el piloto arranca con el freno de mano puesto, es más que un distraído, es dos distraídos.
Los comandos son estilo alemán, tipo tecla de piano, prácticos y durables, salvo los correspondientes al cebador, y acelerador de mano que son ortodoxos.
Dos detalles muy bien considerados por los testera parabriseños: la iluminación permanente, por reflexión del encendedor eléctrico de cigarrillos (muy útil para no andar tanteando el tablero para embocarlo una vez usado), y el pulsante del lavavidrios (a pedal, y cuya posición extrema acciona el limpiaparabrisas simultáneamente).
Hemos tenido oportunidad de probar en el Fiat 1500 a un coche realmente de excepción, con conceptos, soluciones y detalles modernos y prácticos; es indudablemente un coche que, dentro de su concepción original de coche de uso común, puede llegar a deleitar al más recalcitrante de los "connoisseurs"

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test

 




Cotizá ahora el seguro para tu auto

VELOCIDAD MÁXIMA 147.000 KM/H
Promedio de varias corridas en sentidos opuestos

Equipo de test

- Ronald Hansen
- Emilio R. del Valle (n)
- Guillermo Mártire
En las pruebas de aceleración y frenado en el Autódromo Municipal de la Ciudad de Buenos Aires condujeron la unidad testeada los Sres. Juan Andreazza de Fiat y Guillermo Mártire

ACELERACIÓN

0-20 Km/h

1.2 s

0-40 Km/h

3.0 s

0-60 Km/h

6.8 s

0-80 Km/h

11.6 s

0-100 Km/h

20.0 s

0-120 Km/h

29.6 s

0 a 500 m

22.0 s

VELOCÍDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

Marcha

Velocidad

1era

38 Km/h

2da

65 Km/h

3era

97 Km/h

4ta

147 Km/h


RADIO DE GIRO

A la derecha

10.60 m

A la izquierda

10.45 m

 

CONSUMO

En ciudad

10.2 Km/l

En ruta a 80 Km/h

12 Km/l

En ruta a alta velocidad

9.8 Km/l


DISTANCIA DE FRENADO

Vel

Total

20 Km/h - 0

4.30 m

40 Km/h - 0

9.70 m

60 Km/h - 0

22.50 m

80 Km/h - 0

39.00 m

100 Km/h - 0

58.90 m

120 Km/h - 0

87.00 m


ERROR DEL VELOCÍMETRO

Vel Indicada

Vel Real

20

18.0

40

36.5

60

54.5

80

71.5

100

91.0

120

115.0

IMPERMEABILIDAD
AGUA: Ligeras filtraciones por los orificios de ventilación del torpedo que llegaban hasta los pedales, filtraciones en el baúl (prueba realizada con agua a presión de 80 lbs/pulg2 en las instalaciones de Washer SA)
TIERRA: Ligeras filtraciones en el baúl

 

Fiat 1500 C Gran Clase
En la tarea de marcar el punto de detención del Fiat 1500 en la prueba de distancias de frenado

LOS FRENOS A DISCO TIENEN UNA VIRTUD DECIDIDA. NO CONOCEN EL "FADING". CON EL FIAT 1500 SE PUEDE BAJAR UNA MONTAÑA USANDO EXHAUSTIVAMENTE EL FRENO Y NI SE MOSQUEA

Fiat 1500 C Gran Clase
Los limpiaparabrisas actúan en una zona amplia que permite una buena visión en día lluvioso. Son contrarrotantes y su cadencia es de 45 a 55 barridas por minuto

Fiat 1500 C Gran Clase

Características técnicas

Motor

4 cilindros en línea, con válvulas a la cabeza accionadas por un árbol de levas único, botadores y balancines. Cilindrada total 1.481 cm3. Relación de compresión 8.8:1. Diámetro de cilindros 77 mm Carrera de pistones 79.5 mm. Potencia máxima SAE 80 HP a 5.200 rpm. Par motor máximo 12 kgm a 3.200 rpm. Encendido por bobina y batería. Carburador Weber 28-36 DCD o Solex C-28 - 32 PAIA 1. Lubricación forzada por bomba de engranajes

Transmisión

Embrague monodisco seco. Caja de velocidades de 4 marchas con las siguientes relaciones. 1era 3.75; 2da 2.30; 3era 1.49 y 4ta 1:1. Retromarcha 3.87:1. Diferencial de reducción de par cónico 10/41

Sistema eléctrico

12v. Batería de 48 Ah

Dirección

Tornillo sin fin y sector. Relación 16.4 a 1

Suspensión

Delantera. Independiente, sistema McPherson (resortes helicoidales)
Trasera. A puente rígido. Amortiguadores telehidráulicos y barras estabilizadoras.

Ruedas y neumáticos

5.60 - 13

Frenos

Delanteros de disco con dos pastillas por rueda. Traseros a tambor (250 mm de diámetro)

Carrocería

Largo 4.030 mm Ancho 1.545 mm Alto 1.420 mm Entre ejes 2.420 mm Trocha 1.295 mm. Peso en seco 920 Kg.

Vea también

Fiat 1500

Road Test del Fiat 1500
Revista Auto Club Nro 15. Febrero de 1964

Fiat 1500 Cupé

Road Test del Fiat 1500 Cupé
Revista Automundo Nro 86. Diciembre de 1966

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad
Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar

Cantidad de visitas