Nacionales

Importados

F1 Web

Gustavo López Productor de Seguros

Test del Ayer

Búsqueda personalizada

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Fiat 125 Turismo Nacional - 1978

Road Test al auto campeón de T.N.

Revista Corsa Nro 609. Febrero de 1978

 

Fiat 125 Turismo Nacional

¿Cuanto más rápido anda, cuando más acelera un auto de Turismo Nacional frente a uno similar de uso ciudadano?. Para dilucidarlo probamos el auto con que Daray ganó el campeonato de T.N. y en una serie de pruebas idénticas a las efectuadas con la Berlina Potenciada, obtuvimos estos resultados

Cada tanto, una vez por año más o menos, inventamos alguna nota con un auto de carrera como para disponer de la oportunidad de calzarnos los guantes, encajarnos un casco "in testa" y atarnos como matambre con los cinturones de seguridad. Una forma bastante simple -y muy económica- de despuntar parte de nuestro vicio con un auto ajeno y sin gastar un peso porque la nafta y los gastos de traslado los paga -vales de por medio- nuestra querida Rosita (la del 4to), cajera de Contaduría.
Ganado el Campeonato por Rubén Daray en la clase mayor de TN, decidimos con "Talicho" Fresco (por ahora nuestro Director hasta que su jaqueca crónica decida lo contrario) que sería interesante hacer un Road Test de un auto de carrera pero comparándolo con su similar de serie.
Nada de pruebas de manejo, ni de impresiones o sensaciones. Hacer pruebas de aceleración, frenado, velocidad final, ruido interior, consumo, etcétera.
Como el comandante en jefe aceptó, me dio pie para volver a ponerme los apolillados guantes, el mohoso Bell abierto modelo 1967 y pensar en la posibilidad de jugar al corredor durante dos o tres horas. Había alcanzado mi meta por medio de sucias artimañas disfrazadas de "nota periodística".

Fiat 125 Turismo Nacional

Ese temprano encuentro que es una tradición ...

Una vez hechos los arreglos previos con Carlos Akel -preparador y responsable del auto Campeón de TN- quedamos en encontrarnos en la estación de servicio YPF de Solís sobre ruta 8, justamente en el cruce con el camino donde realizamos los road test. Una cita ya tradicional para todos nosotros y que nos trae recuerdos desagradables si tenemos en cuenta que para estar allí a las 8.30 de la mañana debemos levantarnos a las 6, hecho que a nadie causa gracia alguna.
Con tres mecánicos, Braga Menéndez (coordinador del equipo), una pick up y la berlina potenciada blanca, a remolque, arrancamos rumbo a la recta de asfalto de 12 kilómetros a eso de las 9 de la mañana, tras suculento desayuno rutero.

Fiat 125 Turismo Nacional

Calentamiento, cambio de bujías, revisión y en marcha

Ubicada la butaca en la posición correcta como para que mi humanidad de 1m85 pudiera acomodarse tras el volante (Daray es muy, muy bajito), me senté al timón y comencé con los primeros tanteos. La distancia a la que me encontraba no era la ideal pero sí lo suficientemente soportable. La pedalera es original pero el pedal del acelerador es una inmensa chapa curvada como para que la operación de punta - taco sea simplificada en un 90 por ciento. Ese mismo pedal casi destruye el motor en una de las pruebas de frenaje, pero después les cuento.
La palanca de cambios está ubicada en su sitio original, o sea, que es de fácil accesibilidad. El tablero ídem sólo se le agregó un medidor de presión de aceite y otro de presión de combustible, amén de una llave de corte general de corriente. Las perillas de la calefacción están trabadas al máximo, pues de esa forma se agranda el circuito de circulación de agua sin que nadie le preocupe que el conductor esté al borde del proceso de deshidratación total. Que se hagan de abajo.

Fiat 125 Turismo Nacional

Contra lo que Fresco (sentado en la butaca derecha) y yo suponíamos, el auto sale de parado sin traqueteos o galopes. el embrague acopla suavemente y el motor no tose ni tiende a quedarse. Casi, casi como en un auto de calle o al menos, igual que un IAVA standard. La diferencia se nota en el momento de pisar el acelerador a fondo. La aguja del cuentavueltas trepa con una soltura increíble hasta las 7.000 / 7.500 rpm. Previamente habíamos preguntado a Akel hasta dónde tiraba los cambios. "Hasta las 7.500 rpm no hay problemas, dale sin miedo... ". Y así fue. El recorrido de la palanca es corto y mucho más preciso que en un auto de calle. Claro, en carrera el piloto no se puede dar el lujo de pifiar un cambio o quedarse pagando en punto muerto porque el varillaje lo traicionó. Lo mismo sucede con la tercera velocidad que al llegar a las 7.500 rpm representa una velocidad real de unos 150 km/h. Cuarta y la aguja cae a 5.000 rpm, gama de vueltas donde la leva cumple con su función a las mil maravillas. Cuando la directa tira entre 6.600 y 6.700 rpm, la Berlina TN estaba viajando a fondo y a una velocidad superior a los 180 km/h. Solita, sin viento, y sin succión de ninguna especie. Con ese índice real, quedaba demostrado que muchos son los que hablan de 190 km/h en Turismo Nacional pero es sólo un "verso" ya institucionalizado. Si el auto Campeón supera apenas los 180 km/h tirando sólo. en recta sin pendientes y sin viento hay que dudar de los que aseguran que sus autos tienen 10 km/h plus.

Fiat 125 Turismo Nacional

A esa velocidad, la tenida direccional del auto es perfecta. Pese a las 50 libras de presión de inflado y a que la suspensión era de pista, la berlina potenciada se lleva sin problemas. Claro que adentro del auto es imposible hablar porque entre el ruido del caño de escape y las espantosas vibraciones de puertas, capó, jaula y demás elementos, hacen que a uno le tiemblen las encías. El error del velocímetro (conectado especialmente para las pruebas ya que de nada sirve en carrera) era grande y el tacómetro tenía una muy leve diferencia con los guarismos reales.

¡Que aceleración!

La gran diferencia está ahí. En el tiempo que se necesita para llegar a las distintas velocidades. Corregido el error del velocímetro iniciamos las pruebas de aceleración con partida detenida. Hasta el día en cuestión, el IAVA de 100 HP había sido el vehículo más brioso que habíamos testeado. 9 segundos y 3 décimas para alcanzar los 100 km/h. La berlina potenciada de Daray necesitó sólo 8 segundos y 4 décimas contra 11s 2/10 (2 segundos y 8 décimas menos) que la Berlina Potenciada standard que probamos a fines de 1975. Con esto queda demostrado que la diferencia es notable y más aún si la comparamos con la cifra de 0 a 140 km/h. La de serie necesita 24 segundos 2/10 y a esta le bastó con 18 segundos 5/10, o sea 5 segundos 7/10. Para ejemplificar el asunto, supongamos que arrancando desde los boxes del Autódromo la berlina de Daray al encarar el Curvón del Circuito 9 le llevaría a su similar de serie más de 6 segundos (¡¡¿¿!¡¡) y en una vuelta seguramente, la diferencia sería de alrededor de 20 segundos. Creo que está todo dicho.

Fiat 125 Turismo Nacional

Otro dato ilustrativo puede ser el hecho de que con partida detenida se llega a los 1.000 metros en 31 segundos 7/10 y a una velocidad real en cuarta de 165 km/h.
¿Pero fue tan fácil conseguir 8 segundos 4/10 para los 0 a 100 km/h?. No. Y paso a contarles. Para "mover" bien un auto de carrera con una leva que tira arriba de las 4.500 rpm, hay que acelerarlo en vacío y largar el embrague con suavidad para que el auto no quede arando y tenga tracción máxima en el menor tiempo posible. Nuestra inexperiencia y temor (el olor a embrague dentro del habitáculo era insoportable) nos llevó a hacer las pruebas con delicadeza y de esa forma no bajábamos de los 9 segundos. "Tenés que sacarlo más limpio, pisalo más en vacío y largá el embrague haciéndolo patinar un poco", nos dijo Carlos Akel, a lo que informamos acerca de los olores típicos de forro de embrague. "No se hagan problemas, hay que darle sin asco. No se rompe...". Y tenía razón. Así, en esas condiciones y siguiendo los consejos de Akel logramos 8 segundos 4/10 que en manos de Daray obviamente, hubiese sido una cifra de alrededor de los 8 segundos clavados. En fin, el que sabe sabe y el que no, es periodista de automovilismo como yo.

Fiat 125 Turismo Nacional

Las pruebas de velocidad final y aceleración las hicimos con GoodYear y luego las repetimos con Pirelli Cinturato. Fueron mejores los valores obtenidos con las GoodYear G800 casi lisas.

¿Y los frenos?

Aquí las pruebas no son del todo demostrativas. La causa: con 50 libras de presión, un auto necesita más trayecto para detenerse que con 25 / 30 libras. De todas formas, y en esas condiciones, las distancias fueron casi similares (variaban en escasos metros) con respecto a una berlina standard. Al menos la testeda por nosotros.
La primera prueba de frenaje (100 km/h a 0) casi acaba con la integridad del motor. Circulábamos a esa velocidad constante, Fresco disparó contra el piso y en ese preciso instante yo pisé el freno a fondo (panic - stop). Pero con el taco arrastré el acelerador mientras que con el pie izquierdo embragaba a fondo para que el motor no se parara. Ergo: la aguja del cuentavueltas superó el límite del cuadrante (unas 9.000 calculo). Afortunadamente no pasó nada, pero pudo pasar.

Fiat 125 Turismo Nacional

Terminadas las pruebas seguí divirtiéndome un rato, tirando los cambios, rebajando, pero el road test estaba cocinado. Teníamos todos los valores, incluyendo los de consumo que para sorpresa nuestra, no son mucho más altos que en la versión de la berlina potenciada de calle.
Cuando volvíamos de Solís en nuestro auto, nos dió la impresión de que manejábamos un carro. Los cambios no tiraban, las agujas no trepaban. La diferencia era sideral.
Llegado a casa, volví a guardar los guantes en el cajón y el casco en el placard. Otra vez a juntar polillas y polvo hasta que alguno de estos meses se me vuelva a ocurrir alguna "nota" de este tipo.
Daray como piloto, Akel como preparador y Automóviles Alvear como propietaria del auto Campeón, agradecidos de que haya sido devuelto con su integridad intacta tanto en su parte motriz como en su estructura. Nosotros también.

Por Carlos. F. Figueras

Fiat 125 Turismo Nacional
En la foto, nuestro director Carlos Fresco se entretiene efectuando un control de rutina

Fiat 125 Turismo Nacional

Pueden dejar sus comentarios sobre este test en el Blog de Test del Ayer

Deja tu comentario sobre este Road Test




Cotizá ahora el seguro para tu auto

VEL. MÁXIMA 182.310 KM/H
Promedio de dos corridas en sentidos opuestos con neumáticos GoodYear G-800 175 SR 13 (lisos) . Presión de inflado 50 lb/pulg2

VEL. MÁXIMA 170.650 KM/H
Promedio de dos corridas en sentidos opuestos con neumáticos Pirelli Cinturato 75 SR 13 (con dibujo) . Presión de inflado 50 lb/pulg2

ACELERACIÓN

0 - 40 Km/h

2.5 s

0 - 60 Km/h

3.4 s

0 - 80 Km/h

6.0 s

0 - 100 Km/h

8.4 s

0 - 120 Km/h

13.6 s

0 - 140 Km/h

18.4 s

0 - 160 Km/h

26.4 s

0 - 100 metros

7.5 s

0 - 1000 metros

31.9 s

ERROR DEL VELOCÍMETRO

Vel Indicada

Vel Real

40

44.9

60

61.0

80
78.0
100
96.7
120
112.5
140
130.4
160
153.0
180
169.8

ERROR DEL CUENTARREVOLUCIONES

RPM indicadas

RPM reales

2.800

3.000

3.400

3.200

3.900
3.900
4.200
4.000
4.800
4.700
4.800
4.600
5.600
5.600
6.100
6.100

CONSUMO

Velocidad

l/100 km

a 60 Km/h

10.0

a 80 Km/h

8.9

a 100 Km/h

10.0

a 120 Km/h

11.9

a 140 Km/h

15.2

a 160 Km/h

18.5

DISTANCIA DE FRENADO

Vel

Total

40 Km/h - 0

11.17 m

60 Km/h - 0

21.73 m

80 Km/h - 0

36.80 m

100 Km/h - 0

52.53 m

120 Km/h - 0

72.00 m

140 Km/h - 0

96.55 m

160 Km/h - 0

131.10 m

Neumáticos utilizados para la prueba de frenado. Pirelli Cinturato

VELOCIDAD MÁXIMA EN CADA MARCHA

Marcha

Vel

I

60 km/h

II

103 km/h

III

160 km/h

IV

182.3 km/h


VELOCIDAD CADA 1.000 RPM

Con neumáticos GoodYear G-800 SR 13. Presión 50 lb/pulg2
Pisada del neumático 1.845 m
Relación del diferencial 3.9:1
RPM
Marcha

Vel

1000
1era

7.57 km/h

1000
2da

12.34 km/h

1000
3era

19.05 km/h

1000
4ta

28.38 km/h

Con neumáticos Pirelli Cinturato 175 SR 13. Presión 50 lbs/pulg2
Pisada del neumático: 1.885 mts
Relación del diferencial: 3.9:1
RPM
Marcha

Vel

1000
1era

7.73 km/h

1000
2da

12.61 km/h

1000
3era

19.46 km/h

1000
4ta

29.00 km/h



El carburador que se usa en las Berlinas Potenciadas con licencia Solex. Abajo se observa el sistema de apertura simultánea por medio de una cremallera

En primer plano y señalada con una flecha la llave de corte de contacto general

LOS NEUMÁTICOS
Para todas las pruebas excepto las de frenado se utilizaron neumáticos GoodYear G-800 RIB sin cámara, 175 SR 13 con una presión de 50 libras / pulgada 2. Las bandas de rodamiento estaban lisas, como se utilizan para carreras en autódromos. Pisada estática 1.845 metros. Para las pruebas de frenado se utilizaron Pirelli Cinturato con la banda de rodamiento en perfectas condiciones. Presión de inflado 50 libras / pulgada 2. Pisada estática 1.885 metros


Por reglamento de los autos de TN están desprovistos de paragolpes. Nótese la traba de tapa de baúl: con hebilla y suncho. Como para evitar que la misma se abra en carrera


El denominado "venteo" del tanque de combustible, típico de los autos de TN. En este caso la manguera de plástico es larga y va fijada a la caleta de desagote de agua con su extremo apuntando hacia atrás

Fiat 125 Turismo Nacional

Características técnicas

Motor

Motor Fiat 125. Cuatro cilindros en línea, doble árbol de levas a la cabeza, cámaras de combustión hemisféricas. Ubicado en la parte delantera en sentido longitudinal. Diámetro de los cilindros 80 mm Carrera del pistón 80 mm. Cilindrada total 1.618 cm3. Relación de compresión 10.30:1 Potencia máxima SAE 140 HP a 7.500 rpm. Dos válvulas a la cabeza por cilindro. Cigüeñal apoyado en cinco bancadas. Carburador vertical de doble cuerpo Solex C34 EIES de apertura simultánea. Lubricación forzada con bomba de engranajes y válvula limitadora de presión. Aceite Shell Rotella 40. Refrigeración por circulación activada por bomba centrífuga, control de temperatura por termostato

Transmisión

Embrague monodisco seco, con resorte a diafragma y comando mecánico. Discos de embrague pegados. Árbol de transmisión tubular en dos partes con apoyo central. Puente trasero con reducción final tipo hipoidal. Relación final 3.90:1

Frenos

De disco adelante y tambor atrás

Suspensión

Delantera: De ruedas independientes, con brazos oscilantes y resortes helicoidales. Amortiguadores hidráulicos telescópicos concéntricos con los resortes y barra estabilizadora. Barras de reacción en los brazos inferiores.
Trasera: Eje rígido con elásticos longitudinales. Amortiguadores hidráulicos telescópicos de doble efecto. Ambas suspensiones son notablemente más duras que las del auto standard

Sistema eléctrico

Batería de 12v y 48 ah de capacidad

Neumáticos

GoodYear Custom G800 - Pirelli Cinturato 175 SR 13

Dimensiones

Largo 4.225 mm Ancho 1.630 mm Alto 1.358 mm Trocha delantera 1.311 mm Trocha trasera 1.288 mm Peso 1.038 kg. Capacidad del tanque de combustible 100 litros

Vea también

Fiat 125

Road Test del Fiat 125
Revista Corsa Nro 365. Abril de 1973

Fiat 125 Turbo

Road Test del Fiat 125 Turbo
Revista Corsa Nro 733. Junio de 1980

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de Test del Ayer además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto López

email gustavolopez@testdelayer.com.ar

Cantidad de visitas