Nacionales

Importados

F1 Web

Test del Ayer

Búsqueda personalizada

Road test de autos argentinos de mas de 10 años de antiguedad

Por Gustavo Ernesto López
. Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Los inicios del G.N.C. (Gas Natural Comprimido)
en Automóviles

 

Una garrafa en su baúl

 

Revista Corsa Nro 886. Mayo de 1983

 

Sistema de Gas Natural Comprimido en pick up Ford F100

 

La idea data de muchos años y en varios países ya fue puesta en práctica. Un grupo de ingenieros de Gas del Estado tomó el proyecto a su cargo, adecuándolo a nuestras características y el primer vehículo a gas ya circula por nuestras calles. Además de contribuir al ahorro de nafta por utilizar el recurso energético que el país posee en mayor cantidad, alarga la vida del motor por su mejor combustión, sin mostrar diferencia con la nafta. Ante la crisis energética, el gas surge como una económica opción

Orgullosamente, la pick up Ford F100 de doble cabina estaba en el amplio playón del Centro San Martín de Gas del Estado. Un vehículo normal, convencional, que a no ser por los carteles que lo anuncian como adaptado para funcionar a gas, pasaría casi inadvertido.

Es, sin duda, un gran paso de la tecnología argentina, aunque en el mundo existen antecedentes y en ese sentido, Italia marcha a la vanguardia con una cifra que ronda los 250.000 vehículos adaptados para funcionar con gas. Con algo menos de la mitad, figuran Estados Unidos, Canada y Holanda, mientras que Nueva Zelanda ya puso en marcha un ambicioso plan por el que se proyecta adaptar 150.000 automóviles en un corto lapso

 

Creadores del sistema de G.N.C. en argentina

De izquierda a derecha, los ingenieros Fariello, Muratori y Ochoa y los señores Montenagno, Goñi y Pierri, del grupo de trabajo.

 

En nuestro país, Gas del Estado ya dio el "puntapié inicial" cristalizando la primera fase del proceso que, a pesar de sus adelantos, aún esta en vías de experimentación. Un grupo de trabajo integrado por los ingenieros Omar Muratori, Luis F. Ochoa, Juan J. Blanco, Eduilio Loria y Jacinto Diaz y en el que también alternan los ingenieros Cicciomessere y de Falco, del Centro San Martín, el ingeniero Fariello, jefe de operaciones y los señores Julio Goñi y Juan Montemagno, jefe de taller y mecánico respectivamente, sirve como perfecto "cicerone" y a su turno van volcando explicaciones para clarificar cada uno de los pasos.

Muratori y Ochoa rompen el fuego con algunos conceptos como para ir entrando en clima: "Conviene remarcar que la idea de utilizar gas para la propulsión de automóviles no es nueva, ya que varios países lo están usando. Además, el gas que puede usarse en automotores tiene varias características; Gas licuado automotor (GLA); Gas natural comprimido (GNC) y Gas natural licuado (GNL). El GLA es el que se extrae en las destilerías de petróleo o del tratamiento del gas natural. Normalmente se lo comercializa envasado en cilindros o tubos de 45 kilos y en garrafas que por lo general llevan 10 kilos, aunque existen para diferentes capacidades. Este gas, que también se lo denomina propano - butano, permanece dentro de sus recipientes en estado líquido y al ser extraído se vaporiza, utilizándose en esas condiciones. El GNC es el que se distribuye  en las redes urbanas. En las industrias es apto para calderas y en los domicilios particulares alimenta a las cocinas, estufas, etc. El GNL es el mismo que el anterior, pero con la diferencia que está sometido a temperatura baja (-160 grados), licuándose para reducir considerablemente su volumen ya que un litro de GNL equivale a 600 litros de gas natural en estado gaseoso. Su conservación debe hacerse en envases térmicos, a una temperatura  de 160 grados bajo cero..."

El vehículo estaba en funcionamiento con un ronroneo que hasta ante el oído mas imbuido en la mecánica podía pasar como el de un naftero. Al levantar el capot uno, que esperaba ver un complejo sistema de adaptación, queda desorientado del todo. Solamente un mezclador - dosificador ubicado sobre el carburador y nada mas ...salvo una perilla ubicada al alcance del conductor, mediante la cual se determina el tipo de propulsión: quiere gas, empújela hacia la derecha. Quiere nafta, la posición es a la izquierda.

Recordamos que hace ya muchos años, allá por 1964, un decreto del gobierno prohibió el uso del gas como combustible, al detectar que una gran cantidad de taxistas alimentaban sus motores con ese elemento. Entonces ¿como es posible que con ese decreto sin derogar, Gas del Estado aparezca con algo que está expresamente prohibido?. La respuesta fue rápida y concreta:

"Se trata del GLA y su uso, efectivamente está prohibido en automotores, fundamentalmente por un déficit de producción que obligaba a la importación del faltante. Como esa importación se hace a precio internacional y la venta fraccionada se hacía con subsidios, resultó ineludible aplicar esa medida. Pero a partir del año próximo habrá excedente en la producción de propano y butano (componentes del GLA) al menos parcialmente se liberará el uso de ese combustible. Claro que para utilizar ese producto habrá que someterse a una norma que se emitirá próximamente".

 

El motivo de este sistema

 

El gas natural comprimido (GNC) es el que emplean los ingenieros de Gas del Estado para el proyecto, quienes continúan tirando datos en torno a esto que ya es una realidad.  Un vehículo en circulación y una pauta por la que se prevé a breve plazo la adaptación de toda la flota del Centro San Martín -42 vehículos entre camiones y pick ups- al revolucionario sistema: "El gas natural es, dentro de la gama de recursos energéticos no renovables, el que mayor cantidad registra el país. En la actualidad se comprobó un volumen de reservas que llega a los 650.000.000.000 de metros cúbicos, o sea que tomando como base el consumo actual, existen reservas de gas natural para 60 años, periodo sensiblemente superior al del resto de los hidrocarburos. Por eso nos inclinamos por ese sistema, básicamente para utilizar lo más intensamente posible este recurso y además tomando en cuenta las dificultades que se tienen para exportarlo, resulta conveniente usarlo en el país. El motivo de no utilizar GLA, que es el de más fácil adaptación, es que ese fluido se exporta y de utilizárselo en automotores se quitarían divisas muy útiles en este momento para el país".

 

Primer sistema de carga de G.N.C. en Argentina

Así se carga combustible en un vehículo equipado con el sistema de gas natural comprimido. Por el momento no cabe otra alternativa que la instalación de cuatro tubos de gas. Una vez que esté desarrollada la red de abastecimiento (algo así como las estaciones de servicio) los vehículos podrán movilizarse exclusivamente a gas sin contar con la alternativa de la nafta. Para el futuro está previsto utilizar aluminio para su construcción, reduciéndose de esa manera su peso. Ya llegará el día en que digamos: "Ponga una garrafa en el baúl ..." parodiando aquel slogan de hace unos años

 

Detalles para la conversión

 

El almacenamiento de combustible se hace en cuatro cilindros que guardan el gas natural (en estado gaseoso) a 200 bar de presión. Se lo debe comprimir, ya que si se considera el equivalente calórico, encontramos que un litro de nafta es igual a un metro cúbico de gas a presión atmosférica. En cada uno de esos cilindros se pone una cantidad de gas que puede equipararse a la de doce litros de nafta. En consecuencia, los cuatro cilindros que lleva la pick up convertida, albergan el equivalente a 48 litros de nafta.

 

Como funciona el sistema

 

"El funcionamiento es simple; el gas reduce su presión en una primera etapa y es enviado por cañerías hacia el motor a una presión que oscila entre 10 y 15 kg/cm2. Una vez en el motor, el gas es nuevamente reducido en una segunda etapa hasta los 0.002 kg/cm2. Así ingresa en el mezclador dosificador instalado sobre la brida del carburador. El resto del equipamiento consta de dos electroválvulas (una para nafta y otra para gas) y accionando una llave inversora en el tablero permite seleccionar el combustible a utilizarse".

Una vuelta en el vehículo recorriendo avenidas rápidas y calles de denso trafico permitió corroborar las bondades de este sistema, que en cuanto a rendimiento, muy poco se diferencia de los vehículos nafteros.

Una nueva alternativa está en marcha y que al decir de los técnicos "ofrece alta condición de seguridad". Una económica opción ante la inevitable crisis de combustible.

 

Por Oscar Izzo

Fotos Eduardo Marti

 

La pick up F100 de doble cabina, el vehículo pionero en el uso del gas natural comprimido en el país. Un proyecto de Gas del Estado que muy pronto se aplicará en las 42 unidades de la flota del Centro San Martín

 

Pro y contra

 

LO POSITIVO: Permite la utilización del recurso energético que el país tiene en mayor cantidad. La emisión de contaminantes es sensiblemente reducida respecto a la de un vehículo con alimentación convencional. La economía en el combustible se da, con el precio actual de la nafta y del gas natural, en una relación 1 a 8 a favor del último. La vida útil del motor se alarga considerablemente, ya que hay mejor combustión y menores posibilidades que se ensucie el aceite, logrando por lo tanto mejor lubricación. También es mayor el periodo entre cambios de aceite y la vida útil de las bujías.

 

LO NEGATIVO: En este momento no existe una red de abastecimiento, por lo que habría que esperar a que esta se instale. Los recipientes de almacenamiento son, en la actualidad, más pesados que el sistema para nafta. Por eso, por ahora deben utilizarse los dos sistemas. La autonomía es menor que la que otorga un vehículo que funciona a nafta. Aún no se alcanzó la velocidad máxima requerida, aunque en los próximos ajustes se piensa llegar al 85% de la velocidad obtenida con nafta.

 

¿A QUIEN LE CONVIENE LA CONVERSIÓN A GAS?: En este momento, primordialmente a aquellos vehículos que se muevan en una ambiente reducido y que tengan un alto consumo de combustible, por ejemplo flotas de camiones para reparto o líneas de transporte urbano. Para la segunda etapa, cuando se haya desarrollado la base para la estructura de carga, el sistema será apto para los autos taxímetro y con el correr del tiempo podrán usarlo los automotores en general.

 

 

 

 

 


Road Test de autos argentinos de mas de 10 años de antigüedad

Por Gustavo Ernesto Lopez

email gustavolopez@testdelayer.com.ar

Cantidad de visitas